Mostrando entradas con la etiqueta vacunas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta vacunas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 21 de octubre de 2020

INFECTARÁN VOLUNTARIOS CON COVID-19 PARA PROBAR VACUNAS

 


Se les conoce como pruebas de desafío a vacunar a una persona contra una enfermedad y después inyectar el virus vivo al voluntario para ver si la vacuna surte efecto. Es una forma rápida de comprobar la eficiencia de las vacunas, pero incluye el gran riesgo de que los voluntarios contraigan la enfermedad en caso de que la vacuna no sea efectiva.

Desde 1769 se empezaron a aplicar las pruebas de desafío. Edward Jenner desarrolló un sistema de vacunación contra la viruela utilizando una enfermedad viral muy parecida que se conoce como Viruela vacuna. Inoculó a un niño, James Phipps, de ocho años de edad, con el pus salida de una pústula de esta enfermedad. Tiempo después procedió a inocularle de la pústula de un enfermo de viruela humana el pus y el niño no enfermó.

Actualmente se están haciendo planes para probar la eficiencia de las vacunas contra el COVID-19 que pronto terminarán las pruebas de Fase III. Se aceptarán personas jóvenes y sanas para exponerlas al virus SARS-CoV-2 en un ensayo de desafío humano. Esto lo reconoció el 20 de octubre el gobierno del Reino Unido y una empresa que llevará a cabo los estudios. El experimento, que comenzará en enero en un hospital de Londres si recibe la aprobación reglamentaria y ética final, tiene como objetivo acelerar el desarrollo de vacunas que podrían poner fin a la pandemia.

Los ensayos de desafío humano han proporcionado información sobre enfermedades como la malaria y la influenza. El ensayo del Reino Unido intentará identificar una dosis adecuada del virus SARS-CoV-2 que podría utilizarse en futuros ensayos de vacunas. Pero la posibilidad de infectar deliberadamente a personas, incluso a aquellas con bajo riesgo de enfermedad grave, con el SARS-CoV-2, un patógeno mortal que tiene pocos tratamientos probados, es muy riesgoso.

Los defensores de los ensayos de desafío de COVID-19 han argumentado que se pueden ejecutar de forma segura y ética, y que su potencial para identificar rápidamente vacunas eficaces supera los bajos riesgos para los participantes. Pero otros han planteado preguntas sobre la seguridad y el valor de estos estudios, señalando que se espera que los ensayos de eficacia a gran escala que involucran a decenas de miles de personas arrojen resultados en varias vacunas COVID-19 pronto.

La infección deliberada de voluntarios con un patógeno humano conocido nunca se toma a la ligera. Sin embargo, tales estudios dan mucha información sobre las enfermedades. Es realmente vital que se avance lo más rápido posible hacia la obtención de vacunas y otros tratamientos efectivos para COVID-19, y los estudios de desafío tienen el potencial de acelerar y eliminar el riesgo del desarrollo de nuevos medicamentos y vacunas.


 

¿Cómo se desarrollará la prueba?

El estudio de desafío COVID-19 será dirigido por una organización de investigación clínica comercial con sede en Dublín llamada Open Orphan y su subsidiaria hVIVO, que realiza ensayos de desafío sobre patógenos respiratorios. Tendrá lugar en la unidad de aislamiento de alto nivel del Royal Free Hospital en el norte de Londres.

El Grupo de Trabajo de Vacunas COVID-19 del gobierno del Reino Unido acordó pagar a la compañía hasta £ 10 millones (US $ 13 millones) para realizar la prueba, con la posibilidad de contratar a Open Orphan para ejecutar más pruebas para varias vacunas. La Agencia Reguladora de Medicamentos y Atención Médica del Reino Unido (MHRA), que regula los ensayos clínicos en el Reino Unido, y un comité de revisión ética, aún deben aprobar el ensayo inicial y su diseño, y los de estudios futuros.

El ensayo inicial involucrará a unos 30 a 50 participantes. Está abierto solo a adultos sanos de entre 18 y 30 años.

No se ha finalizado el diseño preciso del estudio. Pero es probable que un pequeño número de participantes, ya vacunados, reciba una dosis muy baja de una "cepa de desafío" de SARS-CoV-2 derivada de un virus que circula actualmente y cultivada en condiciones estrictas. Si ninguno o pocos de los participantes se infectan, los investigadores buscarán el permiso de una junta de monitoreo de seguridad independiente para exponer a los participantes a dosis más altas. Este proceso se repetirá hasta que los investigadores identifiquen una dosis que infecte a la mayoría de los expuestos.

Una vez que se identifica una dosis adecuada, se le podría pedir a Open Orphan que realice una serie de pruebas de desafío para investigar varias vacunas. Se prevé que algunos participantes del ensayo recibirán una inyección de placebo en lugar de una vacuna, pero también dice que se podrían realizar ensayos directos que comparen dos o más vacunas. Otros estudios de vacunas que lleva a cabo la empresa suelen incluir entre 40 y 50 voluntarios para cada grupo de prueba.

 

¿Cómo se realizarán las pruebas de las vacunas?

Si Open Orphan pasa a los ensayos de vacunas, su objetivo será reclutar alrededor de 500 participantes en total, pero se necesitará seleccionar muchas veces más personas para identificar a los voluntarios adecuados. Una junta de revisión ética determinará cómo compensar a los participantes. Open Orphan generalmente paga a los voluntarios alrededor de £ 4,000 por su tiempo.

 

¿Qué dicen los que se oponen?

Existe la preocupación de que la gente participe por el dinero sin apreciar los riesgos, aclarando que los ensayos de desafío de COVID-19 se pueden realizar de manera segura y ética. Con un curso en línea bien diseñado, por ejemplo, podría garantizar que los participantes comprendan los riesgos.

También será importante asegurarse de que los participantes comprendan las limitaciones de los ensayos de desafío. Con los ensayos de fase III de numerosas vacunas COVID-19 en proceso, es poco probable que los ensayos aceleren el desarrollo de las primeras vacunas. En cambio, su recompensa podría consistir en ayudar a probar vacunas de última generación o en sentar las bases para nuevos conocimientos sobre la enfermedad. En este contexto, se vuelve un poco más difícil justificarlos y tenemos que analizar de cerca los riesgos.

 

 

 

https://www.nature.com/articles/d41586-020-02821-4

lunes, 12 de octubre de 2020

CHINA PROMETE QUE SU VACUNA ESTARÁ LISTA PARA FINALES DE AÑO

 

anuncios sobre vacuna contra COVID-19 genera expectativas
Las vacunas podrían generar presión política en las naciones pobres 

 

En medio de un mundo cada vez más impaciente por un remedio eficaz contra el COVID-19, las promesas de la vacuna levantan muchas expectativas. Pero se necesitan algo más que promesas para atacar la enfermedad.

 

Anuncio inesperado

   En días pasados un funcionario chino de salud de alto nivel anunció que la vacuna china contra COVID-19 estará lista para finales de año. Prometiendo apoyar con la vacuna a algunos países de bajos ingresos con los cuales el gobierno de China tiene estrechos vínculos.

   Wu Guizhen, el principal experto en bioseguridad del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China en Beijing, dijo a los medios estatales chinos que dos vacunas desarrolladas por el grupo farmacéutico de Shanghai Sinopharm estarán disponibles en noviembre o diciembre. Las vacunas se están probando en países como los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Perú y Argentina.

   El 9 de octubre, China también anunció que se había unido a COVID-19 Vaccine Global Access (COVAX) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Con el propósito de proporcionar dos mil millones de dosis de vacunas a las personas más vulnerables y al personal sanitario, especialmente en los países pobres. Unos 80 países ricos 'autofinanciados' se han comprometido a apoyar la iniciativa. Aún no está claro si China destinará dinero o vacunas, y cuánto.Leer más

   Los fabricantes de vacunas chinos han desarrollado cuatro de las aproximadamente doce vacunas candidatas principales que se encuentran en las etapas finales de prueba en todo el mundo. Ninguna vacuna ha completado aún los ensayos cruciales de fase III que se necesitan para establecer firmemente la seguridad y la eficacia. Pero eso no ha impedido que cientos de miles de personas en China y en el extranjero sean inyectadas con una de las cuatro vacunas candidatas chinas bajo políticas conocidas como autorización de uso de emergencia. Las vacunas incluyen las desarrolladas por Sinopharm, más una desarrollado por el fabricante de vacunas con sede en Beijing: Sinovac y otro por CanSino Biologics en Tianjin. Pero el gobierno chino ha pasado por alto algunas recomendaciones de la OMS, y aplica la vacuna sin esperar que termine la fase III de las pruebas.

Muchas compañías extranjeras distribuyen vacunas en Latinoamérica
La vacuna china se distribuye en varias naciones de Latinoamérica


 

¿Las vacunas llegarán a todos los países por igual?

   El gobierno chino aseguró a la Asamblea Mundial de la Salud en mayo que sus vacunas serían un " bien público mundial ", y la lista de países a los que China ha prometido compartir sus vacunas sigue creciendo. Pero los científicos se preguntan si los fabricantes de vacunas tendrán dosis suficientes para cumplir con esos compromisos.

   Para cumplir su promesa el gobierno chino necesita de mucha más estructura de la que dispones y China cuenta con 1,400 millones de habitantes a los cuales proporcionarles las vacunas como prioridad. Leer más

   Los expertos en vacunas dicen que antes de que las vacunas chinas se administren a más personas, es necesario establecer firmemente su seguridad y eficacia, de lo contrario se estarían corriendo riesgos innecesarios.

   También han criticado a Sinopharm por afirmar que sus vacunas, aplicada a miles de voluntarios bajo las disposiciones de uso de emergencia, muestran que sus dos inyecciones son seguras y efectivas. La compañía dice que no ha habido infecciones entre las decenas de miles de personas que vacunó antes de ir al extranjero a los países afectados por el coronavirus, aunque no se han puesto a disposición datos que respalden esta afirmación.

   Y muchos expertos fuera de China reconocen que no pueden aceptar esas afirmaciones. Es difícil sacar conclusiones de tales observaciones porque existe un gran riesgo de inexactitud. Los pacientes que fueron vacunados podrían asumir que cualquier síntoma similar a la influenza que tengan no pudo haber surgido de una infección por SARS-CoV-2 y no informarlos. Es posible que simplemente piensen: “Me vacuné, así que probablemente no sea nada”. Leer más

 

Trasfondo político en la distribución de las vacunas contra COVID-19

   En los últimos meses, los líderes gubernamentales se han comprometido públicamente a hacer que la vacuna china sea accesible para Filipinas, Camboya, Birmania, Tailandia, Vietnam y Laos, así como para los países africanos y latinoamericanos.

   Los fabricantes de vacunas chinos también tienen acuerdos con los países donde se están probando las vacunas. Sinovac, que tiene una vacuna en fase III de prueba y dice que los resultados deberían estar disponibles a fines de noviembre, tiene un acuerdo para entregar 60 millones de dosis a São Paulo, Brasil, y ha comprometido 40 millones de dosis a Indonesia para marzo. Y dice que los detalles del trato que Sinopharm hizo para proporcionar vacunas a Argentina son confidenciales.

   Un experto del grupo de trabajo sobre la vacuna COVID-19, del gobierno de vacunas en China, dijo el mes pasado que China tendrá capacidad para producir 600 millones de dosis para fin de año y mil millones el próximo. Pero dado que el país tiene una población de más de mil millones de personas, y la mayoría de las cuales no han sido vacunadas, eso no dejaría muchas dosis disponibles para la exportación.

   El número de dosis disponibles en China será, con mucho, demasiado pequeño para permitir la exportación a menos que se tome una decisión política de enviar vacunas al extranjero a pesar de las necesidades de vacunas que aún existen en China.

   China también podría utilizar sus acuerdos con países individuales para ganar influencia política o económica en el futuro. Y eso sería lamentable.

  

 

https://www.nature.com/articles/d41586-020-02807-2

 

https://www.miradaalaciencia.com/2020/09/muchos-voluntarios-en-fase-iii-de.html

 

https://www.miradaalaciencia.com/2020/09/se-detienen-pruebas-de-la-vacuna-de.html

 

https://www.miradaalaciencia.com/2020/08/la-distribucion-de-las-vacunas-contra.html

jueves, 27 de agosto de 2020

LA DISTRIBUCIÓN DE LAS VACUNAS CONTRA COVID-19 PODRÍA NO SER EQUITATIVAS

 

Las vacunas podrían escasear en los paises pobres


 

Actualmente hay un gran esfuerzo para desarrollar una vacuna eficiente contra el COVID-19. Pero se espera que los países más ricos serán los que acapararán estas vacunas los primeros meses. Dejando sin vacunas al resto del mundo.

   Todavía no se sabe dónde surgió el virus H1N1, que en 2009 ocasionó una pandemia de influenza, la cual recorrió el mundo con la misma velocidad que la pandemia actual. Según avanzaba la enfermedad una vacuna pareció prometedora en ese momento, puesto que no tuvieron que desarrollarla de cero, ya que este virus era muy parecido al de la gripe común. En esos tiempos, preocupados por lo que parecía ser un problema que se desbordaba afectando a todo el mundo, un puñado de países ricos compraron grandes cantidades de esas vacunas que en ese momento se estaba produciendo, impidiendo que la mayoría de los países pobres o de nivel medio tuvieran acceso a ella. Afortunadamente la Influenza H1N1 no tenía gran poder de infección y las mismas características del virus impidió que ocasionara más daño.

  En estos momentos está pasando algo parecido. Los países ricos han llegado a acuerdos para comprar más de dos mil millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus en una lucha que podría reducir la disponibilidad de las vacunas el próximo año para el resto de los países.

   La pandemia de 2009 fue mucho más leve que la del COVID-19, pero el acaparamiento significó que relativamente pocas personas que se beneficiarían de la vacuna la recibieran a tiempo para marcar la diferencia. Si las vacunas COVID-19 se asignan incorrectamente como lo estaban en 2009, la pandemia durará más, morirán más personas y los problemas serán mayores de lo necesario.

 

La vacuna mas prometedora es la de Oxford

¿Cómo se planea la distribución de las vacunas?

   La mayoría de los expertos dicen que a fines de 2020 o principios de 2021 es lo más pronto posible para aprobar y lanzar vacunas; primero deben someterse a ensayos clínicos de fase III a gran escala para evaluar su eficacia y seguridad. Rusia aprobó una vacuna que aún no pasa por la fase III.

   Pero los pedidos anticipados están llegando.  Estados Unidos había asegurado 800 millones de dosis de al menos 6 vacunas en desarrollo, con la opción de comprar alrededor de mil millones más. El Reino Unido fue el mayor comprador per cápita del mundo, con 340 millones comprados: alrededor de 5 dosis por ciudadano. Las naciones de la Unión Europea, que están comprando vacunas como grupo, y Japón han bloqueado cientos de millones de dosis de vacunas.

   La prisa es desalentadora para los expertos en salud pública que han instado a que las vacunas se distribuyan de manera equitativa en todo el mundo. Para deshacerse de la pandemia se debe vacunar a todo el mundo lo más pronto posible. Del contrario, un país que ha vacunado a la mayoría de sus habitantes, corre el riesgo de que la enfermedad llegue de otro lugar e infecte a las personas que faltan. Se necesita prevenir el acaparamiento de las vacunas.

   El principal esfuerzo internacional para asegurar el suministro de vacunas ya está ocurriendo(Leer enlace) Mil millones corresponden a 92 países y economías de ingresos bajos y medios (PIBM), que abarcan la mitad de la población mundial. Las vacunas costarán poco o nada a estas regiones. Los otros mil millones son para 75 países más ricos, que pagarán sus propias vacunas. Pero se necesita recaudar los aproximadamente $ 18 mil millones que se estima que se necesitarán de los donantes para ayudar a los fabricantes a aumentar la producción y adquirir y distribuir los 2 mil millones de dosis.

 

¿Se podrían fabricar las vacunas en los países que las necesiten?

   Algunos académicos y activistas han sugerido que los gobiernos podrían obligar a los desarrolladores a otorgar licencias para sus vacunas a los fabricantes nacionales, lo que permitiría a los países hacer sus propias vacunas. Según las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se permiten esas "licencias obligatorias"; estos se han utilizado para fabricar formas genéricas de medicamentos antirretrovirales contra el VIH. Pero estas reglas cubren solo las patentes, no otra información patentada que se utiliza para fabricar una vacuna y obtener su aprobación. Los países deberían buscar otros mecanismos para obligar a los fabricantes de vacunas a divulgar esta información.

   La licencia obligatoria no tiene "sentido" cuando se trata de vacunas, que son mucho más complicadas de fabricar que los medicamentos de moléculas pequeñas. No es realista pensar que cada país va a fabricar su propia versión de una vacuna.

 

¿Habrá suficientes vacunas para todos?

   Si se aprueban todas las vacunas candidatas pioneras, más de 10 mil millones de dosis podrían estar disponibles para fines de 2021, según las estimaciones de las empresas sobre su capacidad de fabricación. La mayoría de las vacunas se fabricarán en los Estados Unidos o Europa. Pero esas cifras deben tomarse con cuidado, son sólo estimaciones, que se basan en suposiciones sobre cómo se puede aumentar la capacidad de producción, y son demasiado optimistas. Muchas de las vacunas se basan en tecnología que nunca se ha ampliado a los niveles de fabricación que esperan las empresas.

   Se proyecta actualmente que solo mil millones de dosis estarán disponibles para el cuarto trimestre de 2021, después de ajustar la capacidad de cada desarrollador en función del estado de su candidato y su historial de fabricar la tecnología en la que se basa la vacuna. De mayo a junio de 2020, una empresa encuestó de forma anónima a 113 fabricantes que producen componentes de las vacunas y estimó que la capacidad de producción será de 2 mil millones a 4 mil millones de dosis para fines de 2021, suponiendo que los ensayos vayan bien.consultar enlace

 

¿Cuánto costará la vacuna?

   Está claro que los costos de la vacuna variarán: Estados Unidos, según sus acuerdos de compra, está pagando menos de $ 4 por dosis por la vacuna AstraZeneca, pero $ 25 por cada dosis de la vacuna Moderna, por ejemplo. Pero se han publicado pocos costos para muchas de las ofertas, y se sabe poco sobre si los países pueden cancelar las compras si las vacunas no alcanzan un cierto nivel de eficacia, o cuando algunos compradores podrían comprar dosis adicionales antes que otros.

 

https://www.nature.com/articles/d41586-020-02450-x


https://www.miradaalaciencia.com/2020/07/la-carrera-de-las-vacunas-contra-covid.html


https://www.miradaalaciencia.com/2020/07/prueba-de-vacuna-de-oxford-entra-en.html

                              

martes, 18 de agosto de 2020

OPTIMISTAS CON LAS VACUNAS CONTRA COVID-19

 

El virus SARS-CoV-2


En estos momentos los científicos están avanzando en el estudio del virus, pero aún quedan muchos aspectos de esta enfermedad que se desconocen, aunque la mayoría de los expertos se muestran optimistas.

Los estudios viejos del Coronavirus

   Durante décadas se han hecho muchos estudios sobre los coronavirus, sobre todo con los que producen el resfriado común. En una de estas pruebas, en Inglaterra, a finales de los años ochenta, se infectó a 15 voluntarios con un coronavirus. Un año después, catorce de ellos volvieron para seguir con la segunda parte del experimento. Esperaban que estas personas tuvieran inmunidad contra este virus, y que al recibir de nuevo el virus no se contagiaran. Pero los resultados no fueron decisivos. Aunque los voluntarios no mostraron síntomas, los análisis revelaron que casi todos se infectaron antes de que su sistema inmunológico pudiera acabar con la infección viral.

   Los científicos leen esta clase de estudios para tratar de entender a este nuevo coronavirus que ocasionó la pandemia. La pregunta que se hacen es: ¿Puede el sistema inmunológico humano montar unadefensa duradera contra el virus pandémico SARS-CoV-2? Los estudios no sólo se basan en la lectura de antiguos trabajos, sino también utilizando animales y cultivos celulares, junto con las últimas técnicas moleculares, para tener una respuesta, o en su defecto, un optimismo razonable. Pero no existe un experimento rápido y simple que pueda determinar firmemente si la inmunidad será efectiva o duradera.

 

Resultados a corto plazo

   Los relatos esporádicos de reinfección (personas que se recuperan del COVID-19, solo para enfermarse y dar positivo en la prueba de la enfermedad nuevamente) han despertado los temores de que la inmunidad de la vacuna sea de corta duración. Los medios de comunicación se han aferrado a estos informes y han ofrecido predicciones sombrías sobre las perspectivas de una vacuna. Pero los científicos no pueden ser tan pesimistas. Hasta ahora, los informes de reinfección han carecido de información suficiente sobre las respuestas inmunitarias de la persona para poder afirmar que la inmunidad de las vacunas es de corta duración.

   Para los científicos que investigan profundamente los detalles de la respuesta inmune al SARS-CoV-2, los datos hasta ahora no son sorprendentes, y esto es un buen motivo para ser optimistas. Estamos viendo excelentes respuestas inmunitarias y anticuerpos de aspecto fantástico. Simplemente, todavía no conocemos la duración de esa respuesta inmune. Desafortunadamente, eso llevará tiempo.

 

Las vacunas pueden dar buenos resultados

Los anticuerpos no son la única defensa inmune

El sistema inmunológico tiene innumerables formas de defenderse de los invasores virales y evitar que regresen. Selecciona las células B que producen anticuerpos capaces de unirse al virus. También guarda una reserva de células B de memoria de larga duración que producen esos anticuerpos y que entran en acción si el virus regresa. Otra defensa alista a las células T, que patrullan el cuerpo buscando y destruyendo las células infectadas por el SARS-CoV-2, para interrumpir la capacidad del virus para replicarse. Estas células inmunes también pueden durar años.

   La inmunidad a largo plazo puede variar según el tipo y también según el grado de respuesta. Los desarrolladores de vacunas a menudo esperan obtener lo que se conoce como inmunidad esterilizante, una respuesta, generalmente mediada por anticuerpos, que puede evitar rápidamente que un virus que vuelve a infectar gane terreno en el cuerpo. Pero no todas las vacunas o infecciones provocan los anticuerpos neutralizantes necesarios para esterilizar la inmunidad. El VIH, por ejemplo, rara vez induce anticuerpos neutralizantes, hecho que ha complicado los esfuerzos para desarrollar vacunas contra él.

   Hasta ahora, las señales del SARS-CoV-2 son alentadoras. Varios equipos de investigadores se apresuraron a aislar anticuerpos neutralizantes de personas infectadas con el virus; la mayoría podría montar una respuesta de anticuerpos de este tipo a los pocos días de dar positivo a la enfermedad. Y varias vacunas candidatas contra el SARS-CoV-2 provocan una fuerte respuesta de anticuerpos, una señal positiva de que las vacunas podrían generar inmunidad.

   Las respuestas de los anticuerpos tendían a ser más altas en las personas con la infección más grave. Aquellos con infecciones leves, es decir, la mayoría de las personas que han tenido COVID-19, a veces producen pequeñas cantidades de anticuerpos neutralizantes, lo que no garantiza la inmunidad. Este patrón se observa a menudo con los virus: es más probable que las infecciones más prolongadas y graves produzcan respuestas fuertes y duraderas. Esta es una de las razones por las que los coronavirus del resfriado común a veces no producen inmunidad duradera.

   Luego está la cuestión de cuánto duran los anticuerpos. Cuando los investigadores rastrearon a los pacientes con COVID-19 a lo largo del tiempo, encontraron que la cantidad de anticuerpos alcanzó su punto máximo en los días posteriores a la aparición de los síntomas y luego comenzó a disminuir. En algunos participantes del estudio, los anticuerpos eran prácticamente indetectables en unos tres meses. Varios medios de comunicación importantes informaron esto como una pérdida de inmunidad, diciendo que complicaría los esfuerzos de vacunación.

 

Plan B y plan T

   Incluso si los niveles de anticuerpos descienden a niveles extremadamente bajos, el sistema inmunológico a menudo tiene un plan de respaldo. Las células B de memoria permanecen en la médula ósea hasta que regresa un virus, entonces adquieren una nueva identidad como células plasmáticas productoras de anticuerpos. Los datos sobre el papel de las células B de memoria para defenderse del COVID-19 son incompletos (las células son más difíciles de localizar y contar que los anticuerpos), pero hasta ahora, la evidencia sugiere que proliferan. Un estudio reciente encontró células B de memoria capaces de producir anticuerpos neutralizantes que reconocen el SARS-CoV-2 en personas que se habían recuperado de un COVID-19 leve.

   Además, la inmunidad no depende completamente de los anticuerpos. Las células T pueden reconocer las células infectadas por virus y destruirlas, lo que limita la propagación del virus en el cuerpo. Al igual que las células B de memoria, las células T son más complicadas de encontrar que los anticuerpos, pero los estudios hasta ahora sugieren que entran en acción durante la infección por SARS-CoV-2. Un estudio reciente examinó las respuestas inmunes en 36 personas que se recuperaban de COVID-19 y encontró células T que reconocen el coronavirus en todas ellas. La mayoría de las personas tienen muy buenas respuestas de las células T.

 

Conclusiones

   Las lecciones aprendidas de otros virus también dan motivos para ser optimistas de que la inmunidad al SARS-CoV-2 será duradera. Se han encontrado células T contra el virus responsable del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) 17 años después de la infección. Además, el SARS-CoV-2 no parece mutar tan rápidamente como los virus de la influenza, que cambian con tanta frecuencia que se necesita una nueva vacuna cada año.

 

https://www.nature.com/articles/d41586-020-02400-7#ref-CR6

 

https://distanciaviento.blogspot.com/2020/08/anticuerpos-monoclonales-contra-sars.html

 

https://distanciaviento.blogspot.com/2020/08/que-son-los-linfocitos-t.html

miércoles, 12 de agosto de 2020

RUSIA ANUNCIÓ LA APROBACIÓN DE SU VACUNA CONTRA EL SARS-COV-2

 


El anuncio de Rusia sorprendió y confundió al mundo científico. Se registra una vacuna contra el SARS-CoV-2 sin haber iniciado los estudios más cruciales, las pruebas a gran escala de la vacuna. El resto de las compañías que trabajan en esto tienen fuertes problemas para completar la Fase III de las pruebas clínicas por falta de voluntarios para completar sus pruebas.

 

   Rusia anunció que era el primer país del mundo en aprobar una vacuna contra el COVID-19, ya que el Ministerio de Salud de la nación emitió lo que se llama un certificado de registro para una vacuna candidata que se ha probado en sólo 76 personas. El certificado permite que la vacuna, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología del Instituto Gamaleya de Moscú, se entregue a "un pequeño número de ciudadanos de grupos vulnerables", incluido el personal médico y los ancianos. Pero el certificado estipula que la vacuna no se puede usar ampliamente hasta el 1 de enero de 2021, presumiblemente después de que se hayan completado ensayos clínicos más grandes.

 

Registro prematuro

   Muchas voces, al menos una dentro de Rusia, han demostrado sorpresa por ese anuncio. Declaran que la certificación es demasiado prematura, aun no se ha demostrado su eficacia y podría ser un peligro para los pacientes recibir una vacuna que aún no se haya probado de forma adecuada. 

   Gamaleya ha desarrollado vacunas antes, y el ministro de salud ruso, dijo en un comunicado de prensa del gobierno que la vacuna COVID-19 mostró "alta eficacia y seguridad" y no hubo efectos secundarios graves. El mismo comunicado sugirió que la vacuna conferiría 2 años de inmunidad al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Esa estimación aparentemente se basa en vacunas que Gamaleya ha hecho con tecnología similar, pero para otras enfermedades.

    Según los informes, el presidente ruso Vladimir Putin apoyó el uso de la vacuna, que se denomina “ Sputnik V ”, diciendo que  “ se den todos los pasos necesarios” y señalando que una de sus hijas adultas la había recibido. Putin, quien aparentemente hizo estos comentarios en una reunión del gobierno, agregó: “Espero que podamos comenzar un lanzamiento de esta vacuna pronto ".

 

¿Cómo funciona la vacuna rusa?

   El certificado de registro ruso da pocos detalles sobre la vacuna, que está siendo fabricada por Binnopharm. en Zelenograd. La compañía dice que puede producir 1,5 millones de dosis del producto al año y espera expandir su capacidad de fabricación.

   La vacuna consta de una cubierta de un virus inofensivo, adenovirus, al cual se le introduce la información genética para fabricar la proteína espiga del virus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad COVID-19. Una vez en la sangre la vacuna lleva la información genética de la espiga a las células del cuerpo y estas fabrican dichas proteínas para liberarlas en la sangre. El sistema inmunológico toma a las proteínas de espiga como un invasor y desarrolla defensas. Esto es muy parecido a todas las vacunas que se están desarrollando.

   La vacuna rusa consta de dos inyecciones que usan diferentes versiones de adenovirus, no se puede usar al mismo adenovirus porque el organismo desarrolla defensas contra la cápsula de este.

 

¿Qué ha pasado con anteriores vacunas Gamaleya?

   Algunos expertos en vacunas han expresado su preocupación por las vacunas COVID-19 que usan adenovirus 5 de esta manera. En 2007, los investigadores detuvieron un ensayo de vacuna contra el VIH que usaba adenovirus 5 para transportar el gen de la proteína de superficie de ese virus después de descubrir que aumentaba la probabilidad de transmitir una enfermedad parecida a la gripe.

   En 2017, Gamelaya recibió la aprobación en Rusia para una vacuna que también usaba el vector adenovirus 5 para administrar el gen de la proteína de superficie del virus que causa el ébola. Los investigadores usaron una estrategia similar para una vacuna para el síndrome respiratorio de Oriente Medio, una enfermedad causada por un coronavirus como el responsable del COVID-19. Todavía está en desarrollo y ha entrado en ensayos clínicos en etapa inicial.

 

¿Qué está pasando con la vacuna rusa?

   En los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) puede aprobar el uso de medicamentos antes de la finalización de los ensayos de eficacia mediante lo que se conoce como una autorización de uso de emergencia, y existe una creciente preocupación de que el presidente Donald Trump impulse esto con una vacuna COVID-19 para ayudar a sus perspectivas de reelección en noviembre. Algunos dicen que el proceso de certificación de Rusia es similar al uso de emergencia de la FDA. Pero la FDA tiene un comité asesor independiente, compuesto en gran parte por académicos, que revisa rutinariamente las solicitudes de aprobación de vacunas.

   Un investigador: Alexey Chumakov, que trabaja en un instituto en Moscú que lleva el nombre de su famoso padre virólogo, dice que el ministerio de salud no busca la opinión de la comunidad científica rusa como lo hace la FDA. “No es una estructura que tenga retroalimentación o coherencia interna”, dice Chumakov. “Pueden tener un buen resultado y puede mostrar que funciona, ese es uno de los mejores resultados, pero creo que probablemente hay un 20% de posibilidades [de que la vacuna] empeore las cosas”. También dice que las regulaciones en Rusia se modifican fácilmente. “Como dice un refrán muy antiguo y clásico: 'El rigor de las leyes rusas se compensa con el hecho de que no es necesario cumplirlas'”.

   Chumakov dice que la comunidad científica rusa es cada vez menor, los escasos virólogos que podrían opinar sobre una decisión de la vacuna COVID-19 prefieren no criticar el sistema. “Queda tan poca ciencia en Rusia después de los últimos 30 años que no muchas personas están ansiosas por decir algo en contra de la tendencia”.

   Chumakov señala que “es muy fácil hacer una vacuna” y muy difícil probarla adecuadamente y demostrar que funciona. "Esto es realmente una apuesta y no sé cómo se puede decidir por adelantado".

 

https://www.sciencemag.org/news/2020/08/russia-s-approval-covid-19-vaccine-less-meets-press-release


https://distanciaviento.blogspot.com/2020/07/la-carrera-de-las-vacunas-contra-covid.html

 

viernes, 24 de julio de 2020

LA CARRERA DE LAS VACUNAS CONTRA COVID-19

Las vacunas estan aumentado en número.


Se acaba de anunciar que la vacuna de Sinovac Biotech, de China, contra COVID-19 entra en Fase III, esto deja mucha oferta de vacunas para una gigantesca demanda. Pero de entre estas vacunas y otras que están por llegar; ¿Cuál será la mejor?

 

¿Qué ha acelerado la producción de vacunas?

   Las nuevas tecnologías bioquímicas han acelerado el proceso de desarrollo y producción de nuevas vacunas, en el pasado desarrollar y producir en masa una vacuna contra cualquier enfermedad se llevaba como mínimo de seis a ocho años. Ahora se espera que las nuevas vacunas contra el COVID-19 estén circulando en menos de un año.

   Las nuevas tecnologías no sólo han acortado el tiempo de desarrollo sino también el tipo y la forma de actuar de la vacuna. Cada desarrollador de vacunas ha aplicado técnicas conocidas por todos y los resultados, en muchas de ellas, serán muy similares. Las vacunas se pueden separar en el tipo de información genética: pueden ser de ARN o de ADN. Pueden usar cápsulas de virus inofensivos al hombre, y llenarlas con la información genética para fabricar piezas del SARS-CoV-2. Pueden inocular directamente la proteína del virus al torrente sanguíneo. Lo que todas estas vacunas buscan es que el sistema inmunológico tome como invasora estas partículas virales y desarrolle defensas contra ella.

 

¿Por qué tres Fases de ensayos clínicos?

   Cada una de las Fases está diseñada para probar uno de los parámetros de seguridad. Por ejemplo, la Fase I se aplica para demostrar si la vacuna es segura. Revisan que no tengan reacciones alérgicas importantes o algún otro tipo de reacción que afectara mucho al paciente. Generalmente se toman pocos voluntarios, alrededor de cien, para no arriesgar a muchas personas a alguna reacción inesperada.

   La Fase II incluye a cerca de mil voluntarios, con estas pruebas busca encontrar la dosificación adecuada para suministrarle a los pacientes sin consecuencias graves o incómodas. En la mayoría se prueba dosis de vacuna que los científicos esperan que no afecte a las personas y que pueden provocar una reacción inmunológica adecuada para que el paciente pueda desarrollar inmunidad contra el COVID-19. En el siguiente grupo, un poco menor, se aumenta la dosis, generalmente se duplica, y se da seguimiento a las personas para saber si la vacunación pueda dar inmunidad. Un grupo menor de voluntarios reciben una dosis grande y se analizan las reacciones de los pacientes a estas pruebas.

   La Fase III es para demostrar que la vacuna en realidad protege a las personas contra los patógenos para los cuales fue diseñada. Se incluyen en la prueba a decenas de miles de voluntarios, se les aplica la vacuna y se espera para saber si alguno se contagia de dicha enfermedad.   

   Para iniciar las pruebas clínicas se deben elegir a personas que no hayan padecido la enfermedad, para que no tenga anticuerpos de antemano, y que representen todas las edades adultas y los dos géneros.    

   Lo que se busca es demostrar que las vacunas produzcan una respuesta inmune similar a la de las personas que han sido infectadas con el virus.

 

Habrá muchas vacunas pero se tiene que elegir las mejores.

¿Cómo saber cuál de las vacunas contra COVID-19 es la mejor?

   Actualmente han llegado a Fase III cuatro candidatos a vacunas contra el COVID-19, y los cuatro grupos de investigadores han presentado, en sus respectivas pruebas, una gran cantidad de datos que demuestran que sus vacunas son eficientes en las dos primeras fases.

    Pero los especialistas dicen que no se debe hacer una sobre interpretación de los datos, no puede comparar los resultados entre las distintas vacunas por los mismos grupos. Se debe evitar hacer comparaciones entre las cuatro vacunas en proceso, porque se desconocen todavía muchos datos importantes.

    Los cuatro fabricantes de vacunas dijeron que sus vacunas provocaron algún tipo de respuesta inmune en las personas, en general similar a la observada en pacientes recuperados de COVID-19. Los participantes del ensayo experimentaron efectos secundarios comunes a otras vacunas, como dolor muscular, fiebre y dolores de cabeza, pero pocos participantes desarrollaron reacciones graves a las diferentes vacunas.

   Los distintos grupos, durante el desarrollo, se empeñan en hacerle cambios a sus respectivas vacunas para que no sean iguales por completo. Por ejemplo, el grupo de Alemania publicó datos inmunes detallados de personas que recibieron una vacuna que contiene instrucciones de ARN para la porción de 'una parte específica de la proteína espícula del SARS-CoV-2', que también es muy parecida a la proteína de la empresa Moderna en Estados Unidos, que también usa ARN, pero estos toman toda la estructura de la proteína espícula.

 

¿Cómo funciona la vacuna contra el SARS-CoV-2?

Las vacunas funcionan exponiendo el sistema inmunitario a los componentes de un virus, la proteína de pico de coronavirus, en el caso de casi todas las vacunas COVID-19, con la esperanza de provocar una reacción contra una infección real en el futuro. Los ensayos analizaron dos tipos generales de respuesta inmune: moléculas de anticuerpos producidas por el cuerpo que pueden reconocer y, en algunos casos, inactivar partículas virales; y las células T que pueden matar las células infectadas, así como promover otras respuestas inmunes, incluida la producción de anticuerpos.

   Hasta ahora, la mayor atención se ha centrado en los 'anticuerpos neutralizantes' que circulan en la sangre, lo que puede hacer que las partículas virales no sean infecciosas, adhiriendo dichos anticuerpos a la superficie de las proteínas del virus e impidiendo que infecte a las células. La mayoría de los voluntarios de la vacuna produjeron niveles de estos potentes anticuerpos que fueron similares a los producidos por los pacientes recuperados de Covid-19, que pueden variar ampliamente.

   Pero muchas de las vacunas pueden requerir más de una dosis para obtener esta respuesta. Creo que se necesitarán dos dosis para muchas de estas vacunas a fin de lograr anticuerpos neutralizantes de virus adecuados.

Conclusiones

   La única manera de que se comparen los distintos tipos de vacunas es que un grupo independiente analice los resultados de forma imparcial. Que en base a lo que se sabe y a los resultados de las distintas Fases de cada una de las vacunas, encuentre qué vacuna da los mejores resultados.

   Pero, en estos momentos, la carrera por presentar una vacuna eficiente al público en general está marcada por fuertes influencias geopolíticas y cada uno de los países tratará de imponer su propia vacuna, independientemente de su eficiencia.

   Las investigaciones continuarán y se espera que con el tiempo las instituciones de salud mundial se decidirán por una u otra vacuna.

 

 

https://www.nature.com/articles/d41586-020-02174-y?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_content=organic&utm_campaign=NGMT_USG_JC01_GL_Nature

 

https://distanciaviento.blogspot.com/2020/07/prueba-de-vacuna-de-oxford-entra-en.html

https://distanciaviento.blogspot.com/2020/07/primeros-resultados-positivos-de-vacuna.html


martes, 21 de julio de 2020

PRUEBA DE VACUNA DE OXFORD ENTRA EN FASE III

Vacuna de Oxford lista para octubre



Latinoamérica ha mostrado mucho interés en esta vacuna que iniciará las últimas pruebas para su aprobación en los próximos meses.

 

   La vacunación es la única arma posible para prevenir los ataques del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2). Actualmente no hay vacunas autorizadas para prevenir COVID-19. Se presentaron el 20 de Julio del 2020 los resultados de una vacuna contra este virus realizado por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, demostrando resultados muy buenos.

   Actualmente hay más de 137 candidatos a vacuna en desarrollo preclínico y 23 en desarrollo clínico temprano, según la OMS.

 

¿Cómo se seleccionaron los participantes en las pruebas de la Vacuna de Oxford?

   Entre el 23 de abril y el 21 de mayo de 2020, 1077 participantes se inscribieron en el estudio de Fase II y se les asignó la vacunación ChAdOx1 nCoV-19 a 543; al resto, 534, recibieron otra vacuna como prueba.

   La mayoría de los participantes fueron informados por anuncios en medios de comunicación local. En cinco institutos de salud en todo el Reino Unido fueron recibidos, de los cuales se reclutaron a todos los participantes que llevaron a cabo el ensayo clínico.

 

¿En cuál Fase se encuentra la Vacuna de Oxford?

   Después de concluir de forma exitosa las pruebas preliminares en animales, donde se demostró que la vacuna ChAdOx1 nCoV-19, que es inmunogénica (esto es: que el cuerpo produce una respuesta inmune contra el medicamento aplicado) y protector contra la neumonía en un modelo de desafío de macaco rhesus.  Después se procedió a hacer las pruebas clínicas. Se terminaron con éxito las pruebas de la Fase I y la Fase II. Para estas pruebas se escogieron personas sanas entre 18 y 55 años sin antecedentes de infección por SARS-CoV-2. La vacuna se aplicó con una inyección intramuscular en el músculo del hombro llamado deltoides.

    Estas pruebas dieron como resultados que la vacuna fue segura y tolerada, con pocas reacciones alérgicas de los participantes. La capacidad del cuerpo de reaccionar contra la vacuna se redujo después de una segunda dosis. Las respuestas inmunes contra la proteína de espícula o de pico del SARS-CoV-2 alcanzaron su punto máximo el día 28 después de la primera inoculación y las respuestas celulares se produjeron en todos los participantes el día 14. Se indujeron anticuerpos neutralizantes en todos los participantes después de una segunda dosis de vacuna.

Astra Zenaca se comprometa a fabrican miles de millones de dosis
 


¿Cómo funciona la Vacuna de Oxford?

La vacuna de Oxford es una vacuna vectorizada con adenovirus de chimpancé (esto es: una vacuna que usa la cubierta de otro virus para trasportar la información genética que se necesita) (ChAdOx1 nCoV-19) que lleva una molécula de ADN, que cuenta con los genes para fabricar la proteína espícula del SARS-CoV-2.

   El vector es la cubierta de un virus llamado adenovirus, en el cual se inserta un grupo de genes que pueden fabricar dentro de la célula una parte de otro virus, en este caso el SARS-CoV-2. La célula que recibe esta información genética fabrica la proteína del virus y después la libera en el torrente sanguíneo, donde son tomadas por el sistema inmunológico para estudiarlo y, a su vez, producir proteínas especiales (anticuerpos) que se unen a las proteínas del virus. Cuando este virus entra de nuevo al cuerpo ya existen proteínas que se adhieren a él para inactivarlo.  

 

¿Qué tan eficiente es la Vacuna de Oxford?

   Los resultados son optimistas, se ha podido encontrar en la sangre de los participantes las inmunoglobulinas (anticuerpos) que atacan las proteínas espícula del virus invasor.

   En el grupo que recibieron la Vacuna de Oxford, los linfocitos T entran en actividad contra el SARS-CoV.2 en el día 14, los anticuerpos contra la proteína espícula alcanzaron su punto máximo en el día 28 y permanecieron elevados hasta el día 56.

   Se espera que la vacuna esté lista para ser distribuida para octubre del 2020, en base a que la última etapa, la Fase III, ya ha iniciado.

 

Instituto Jenner donde se desarrollo esta vacuna

¿Dónde se lleva a cabo la Fase III de la Vacuna de Oxford?

   La Universidad y AstraZeneca están colaborando con socios en todo el mundo para llevar a cabo una Fase III de pruebas en Estados Unidos que involucraría a 30.000 voluntarios, además de realizar un estudio pediátrico y pruebas a decenas de miles de personas en Reino Unido (15.000), Brasil (5.000) y Sudáfrica (2.000). Hasta ahora, la compañía se ha comprometido a suministrar más de 2.000 millones de dosis a EEUU, Reino Unido, Europa y otras coaliciones mundiales de vacunas. Recientemente, el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, indicó que los investigadores, entre los que también hay un equipo del Imperial College London, trabajan para lograr el "mejor escenario" que posibilite poner en circulación una vacuna a lo largo de este año, aunque admitió que es más probable que esto suceda en 2021.

   Una vez aprobada, para finales de año, se distribuirán 400 millones de dosis para los países europeos.

 

Conclusiones

   Los resultados de la Vacuna de Oxford han sido buenos, se espera que la Fase III termine pronto.

   Esta vacuna se está fabricando en paralelo con las pruebas clínicas. Y estará lista para entregarse en octubre, si todo sale bien en las pruebas clínicas.

   Hasta ahora no se sabe por cuánto tiempo proporcionará inmunidad a las personas vacunadas, pero se espera que se tenga que aplicar inoculaciones en las personas una vez por año.

    

 Esta Vacuna se Aplicara en Latino América

En un acuerdo entre México y Argentina se llegó a un acuerdo con AstraZeneca y la Fundación Carlos Slim para que esta vacuna fuera distribuida en Amarice Latina y se aplique a la población en general para protegerla del COVID-19. Se esperan terminar con las pruebas de Fase III, que en estos momentos se están aplicando, para distribuirla en la población de mayor riesgo.
  

 

https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)31604-4/fulltext


https://distanciaviento.blogspot.com/2020/07/como-funcionan-la-test-o-pruebas-para.html


https://distanciaviento.blogspot.com/2020/06/vacuna-lista-para-inicios-del-2021.html


https://distanciaviento.blogspot.com/2020/04/vacuna-contra-covid.html


jueves, 16 de julio de 2020

PRIMEROS RESULTADOS POSITIVOS DE VACUNA CONTRA SARS-COV-2

Buenos resultados son las vacunas de COVID19


El proceso para producir vacunas sigue avanzando, ya terminó las primeras pruebas en humanos, se espera que para finales de este año o principio del otro llegue una vacuna eficiente contra el Coronavirus, pero hay muchos aspectos sobre ella que se tienen que analizar.

    Con más de 120 vacunas candidatas contra el SARS-CoV-2, muchas han reportado resultados en pruebas en animales, dando esperanzas. Pero la primera prueba de Fase I, donde se aplica la vacuna experimental a los voluntarios, ya ha llegado a su fin con resultados esperanzadores.

    La meta es desarrollar una vacuna que pueda dar inmunidad a las personas contra esta nueva enfermedad que está alterando la vida de todos.

¿En que etapa está la vacuna?

   En medio de tantas posibles vacunas se está generando confusión. Los reportes de diversas partes del mundo están hablando de logros en etapas preliminares, como pruebas de sus vacunas en distintos tipos de animales. Pero la diferencia la dará las fases de pruebas en humanos, estas son las últimas tres pruebas que se darán antes de comercializarla.

  En estos momentos los últimos resultados reportados, sobre la Vacuna de RNA, ya hablan de haber terminado la Fase I, que incluye aplicar la vacuna a los voluntarios, un número menor de cien, esperando que en su vida cotidiana no se contagien del COVID-19.

   La Fase II incluye una prueba muy similar, lo único que cambia es el número de participantes, se pueden incluir alrededor de mil voluntarios. Es esfuerzo de aplicar la vacuna y después monitorear a las personas inoculadas, es pesado e incluye una carga económica importante.

   La Fase III ya incluye alrededor de 10 mil voluntarios y esta última etapa es la más complicada, la que más esfuerzo se necesita. Pero ya su posible aprobación está cerca. 

La vacuna da al cuerpo una muestra de nuevo patógeno
 

¿Cómo actúa la Vacuna?

   Con más de cien proyectos de vacunas, las formas en que las vacunas están diseñadas varía mucho (Ver artículo: Vacuna contra COVID-19). Pero la meta que todas buscan es simple: hacer llegar al cuerpo de la persona un pedazo del patógeno, en este caso un virus.

   En la mayoría de los casos se incluye en la vacuna una proteína en forma de espina que sobresale de la membrana del virus, lo que, en las fotografías de microscopio electrónico, no se pueden enfocar y queda como si el virus tuviera una corona, de donde surgió su nombre. Estas proteínas se llaman espículas. Y es la única estructura sólida que sale de la membrana del virus. Lo que las vuelve en las únicas estructuras que el sistema inmunológico puede atacar.

   Esta proteína se puede inyectar de forma directa, y puede formar parte de una estructura más grande que pueden ser de lípidos (una membrana celular compuesta por aceites). En el caso de las vacunas de RNA y DNA, (Ver artículo: Vacunas de ARN), en lugar de incluir la proteína espícula, introducen el gen completo para producir dicha proteína dentro del cuerpo de la persona, las células toman esta información genética y la transforman en las proteínas deseadas, que luego son expulsadas fuera de la célula.

   El sistema inmunológico toma las proteínas espícula y prepara otras proteínas llamadas anticuerpos para que la próxima vez que se encuentren con el virus, se adhieran a ella y detener al virus en una nueva infección.

La empresa Moderna desarrollo la nueva vacuna


¿Cómo se realizó la Fase I?

   Se tomaron a 45 voluntarios, entre 18 a 55 años, y se les aplicaron dos inoculaciones de la vacuna en prueba, con una diferencia de 4 semanas.  La vacuna probada es de RNA fabricada por la compañía Moderna de Massachusetts y el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU.  Es una vacuna de ARN o RNA (dependiendo de sus siglas en inglés). Contiene la información genética para producir la proteína espícula o espiga del virus en el cuerpo para desarrollar resistencia inmune contra el SARS-CoV-19.

   En la aplicación de la vacuna no se detectó ninguna reacción alérgica contra ella, pero 3 de los voluntarios padecieron fiebres a causa de la inoculación. Para probar su eficiencia se tomaron muestras de sangre y se midió la cantidad de anticuerpos que atacaban a la proteína espiga.

    Casi al final de los treinta días se detectó que los anticuerpos neutralizaban el SARS-CoV-2, inactivándolos e impidiendo que la enfermedad se presentara en un 80% en los voluntarios. El suero de los voluntarios fue más efectivo que el suero obtenido de pacientes del COVID-19 que se recuperaron.

Conclusiones

La vacuna mRNA-1273 indujo respuestas inmunitarias anti-SARS-CoV-2 en todos los participantes, y no se identificaron problemas de seguridad en los ensayos que pudieran impedir su uso. Estos hallazgos apoyan un mayor desarrollo de esta vacuna. 

   Se tiene en planes llegar a la fase III de inmediato, descartando la fase II, por la necesidad que se tiene de esa vacuna. Se planean usar a 30, 000 voluntarios para las pruebas y se espera que esta etapa inicia el 27 de julio. (Ver artículo: Vacuna lista… 2021)

 

 

https://www.nature.com/articles/d41586-020-00502-w

 

https://distanciaviento.blogspot.com/2020/05/vacunas-de-arn.html

 

https://distanciaviento.blogspot.com/2020/04/vacuna-contra-covid.html

 

https://distanciaviento.blogspot.com/2020/06/vacuna-lista-para-inicios-del-2021.html

 


¿POR QUÉ PARECE QUE LOS BROTES DE COVID EMPEORARÁN ESTE INVIERNO?

  En estos momentos nadie está seguro de qué pasará a la larga con el COVID-19 en el periodo de invierno en el hemisferio norte. Pero todo...