domingo, 4 de octubre de 2020

¿CÓMO SE ATIENDE A UN PRESIDENTE ENFERMO DE COVID-19?

 



La noticia de que el presidente Trump estaba enfermo de COVID-19 nos sorprendió a todos. Pero no es el primer presidente de alguna nación que se enferma, un presidente brasileño también padeció la enfermedad y se recuperó. ¿Cómo tratan a los presidentes que padecen esta enfermedad?

   Es de suponerse que las personas con mayor poder económico o político sean tratadas de manera diferente que los enfermos que no tienen mucha importancia. Por eso explicaremos el tratamiento experimental que esta recibiendo el presidente Donald Trump.  

 

Los primeros pasos de tratamiento del COVID-19 a un presidente

   Después del mediodía del 2 de octubre, la Casa Blanca anunció que el presidente Donald Trump recibió un tratamiento experimental con anticuerpos después de que una prueba revelara que está infectado con el SARS-CoV-2. Según los informes, tiene síntomas leves de COVID-19, que incluyen fiebre y congestión, y fue trasladado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed. Más tarde, el equipo médico del presidente confirmó que había comenzado un curso de remdesivir, un medicamento antiviral que se ha demostrado que ayuda modestamente a los pacientes hospitalizados con COVID-19.

      Al siguiente día, se le empleó un tratamiento experimental de anticuerpos mono clonados, que están diseñados para combatir al SARS-CoV-2. Este coctel de anticuerpos está hecho para atacar específicamente al virus del COVID-19 y, aunque ya ha tenido varias pruebas positivas, se aplica con cierta preocupación.

 

¿Qué son los anticuerpos monoclonados?

   En un complejo proceso de laboratorio, en el cual, se encuentra un paciente que haya sobrevivido a un virus, en este caso el SARS-CoV-2, porque esta persona ha desarrollado defensas inmunológicas contra el virus en cuestión. Una de estas defensas es llamada anticuerpos, que son pequeñas moléculas que el cuerpo produce para adherirse a los virus y, así, impedir que el virus infecte otras células.   

   Para esto se toma una muestra de sangre del paciente, se separan las células B, que son las que fabrican anticuerpos, y se procede a analizar su genoma. En el genoma se debe encontrar el gen en particular que produce los anticuerpos que atacan al virus y se procede a clonarlo. Después se expresa el gen en células preparadas para esto. Las células especializadas expresan este gen y producen gran cantidad de anticuerpos y se procede a aislarlos por medios químicos para ser preparadas con suero para inyectarlas al paciente. De esta manera el enfermo puede empezar desde un inicio a combatir los virus que ya se encuentran en su organismo.

 

¿Cómo se preparó el suero en este caso?

   El suero que recibió el presidente es una combinación de dos anticuerpos dirigidos contra una proteína clave del virus que causa COVID-19, SARS-CoV-2. Se unen a una región de la proteína espiga o de punta en la superficie de éste, la proteína de pico ayuda al virus a unirse a un receptor en las células humanas (ACE2). La región a la que se une el anticuerpo se denomina dominio de unión al receptor. Un anticuerpo proviene de un ser humano que se había recuperado de una infección por SARS-CoV-2; una célula B se extrajo de la sangre de la persona. El otro anticuerpo es de un ratón, que fue diseñado para tener un sistema inmunológico humano, al que se le inyectó la proteína de punta.

 

¿Existe algún dato que demuestre que el cóctel funciona y es seguro?

  Los experimentos en hámsters dorados y monos macacos rhesus que fueron infectados intencionalmente con SARS-CoV-2 mostraron que el cóctel preparado en suero podría reducir los niveles virales y la patología de la enfermedad.

   Regeneron, la empresa que fabrica el cóctel, presentó a principios de esta semana datos preliminares de su ensayo clínico en curso en personas que dieron positivo al SARS-CoV-2 pero que eran asintomáticas o, en los casos más extremos, tenían una enfermedad moderada, un grupo que parecería reflejar la condición actual de Trump. No surgieron preocupaciones serias de seguridad, y el tratamiento redujo la carga viral y acortó la enfermedad sintomática en pacientes que no tenían anticuerpos contra el SARS-CoV-2 al comienzo del ensayo. No está claro si el tratamiento puede prevenir enfermedades graves, pero hubo indicios de que podría hacerlo: los participantes que recibieron un placebo tuvieron más visitas médicas.

   El presidente recibió una dosis mayor del suero. Trump recibió una infusión de 8 gramos del tratamiento. Los datos de Regeneron mostraron que una infusión de 2.4 gramos funcionó tan bien como la dosis más alta para reducir los niveles de SARS-CoV-2 en las personas. En general, esto se consideró una buena noticia porque los monoclonales son difíciles y costosos de producir, y una dosis más baja significa que, en última instancia, más personas pueden recibirlos.

 

¿Qué otro tratamiento ha tomado el presidente?

   El comunicado emitido hoy por el médico del presidente decía que, además de los anticuerpos, Trump "ha estado tomando zinc, vitamina D, famotidina, melatonina y una aspirina diaria". Esa redacción no deja claro si estaba tomando esas sustancias antes de que se le diagnosticara la infección. En particular, la declaración no indica si Trump estaba o está tomando hidroxicloroquina, el antipalúdico que impulsó de manera controvertida como tratamiento para el COVID-19.

   Se espera que el presidente sea dado de alta en lunes 5 de Octubre del 2020.

 

https://www.sciencemag.org/news/2020/10/heres-what-known-about-president-donald-trump-s-covid-19-treatment

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿POR QUÉ PARECE QUE LOS BROTES DE COVID EMPEORARÁN ESTE INVIERNO?

  En estos momentos nadie está seguro de qué pasará a la larga con el COVID-19 en el periodo de invierno en el hemisferio norte. Pero todo...