jueves, 30 de abril de 2020

VACUNA CONTRA COVID 19



Tenemos una pandemia a nivel global ocasionada por el virus SARS-CoV-2 y muchos científicos ven en las vacunas la única solución a la enfermedad que ocasiona. Desde el momento en que se difundió el genoma completo de ese virus, el 11 de enero del 2020, se inició una carrera para estudiar al virus y para encontrar una vacuna que pudiera proteger a la población. Actualmente existen 78 proyectos activos confirmados en busca de la vacuna para prevenir la enfermedad COVID-19, de esos, 73 se encuentran actualmente en etapas exploratorias o preclínicas. De todos ellos solo quedan 5 que están en la fase I, donde se toman un número reducido de voluntarios para aplicar la vacuna.

   Todas las vacunas tienen como objetivo exponer al cuerpo a un antígeno, a una parte de un virus patógeno, que no causará enfermedades, pero provocará una respuesta inmune que puede bloquear o matar el virus si vuelve a atacar a la persona vacunada.

   Las cinco semifinalistas tienen formatos diferentes para dar inmunidad a la persona. Tenemos el proyecto de Moderna, una empresa farmacológica, que trabaja con vacunas de RNA. Su funcionamiento es complejo, se preparan fragmentos de RNA mensajeros (RNAm), que contengan la información para fabricar las proteínas del virus en las células de paciente. Estos se introducen al cuerpo protegidas por una membrana de grasa que fácilmente es eliminada por el cuerpo, para liberar el RNA y así puede llegar a las células, para que estas trasformen la información genética del RNA en proteínas virales. Una vez producidas las proteínas son liberadas en la sangre y así el sistema inmunológico las identifica como material extraño y puede producir anticuerpos que ataquen al virus entero y funcional.

   El segundo prototipo de vacuna es el Ad5-nCoV, CanSino Biologics Inc, una compañía china. El sistema de funcionamiento es parecido al anterior. Para ello utilizan la cápsula de un virus diferente como portador de la información genética, al cual se le agrega un fragmento circular de DNA optimizados para este propósito, el DNA es la molécula que almacena la información genética. Es el mismo principio que la anterior. El DNA es usado, después de un pequeño proceso, para fabricar proteínas del virus con el mismo fin: que el sistema inmunológico las identifique como extrañas. 

   El tercero INO-4800, de la empresa INOVIO, la cual tiene un dispositivo especial para aplicarlo a los voluntarios para probar la vacuna, llamado CELLECTRA®. Esta empresa, una vez inyectada la información genética en el cuerpo del paciente, utiliza pequeñas descargas eléctricas para hacer entrar a las células el DNA y producen las proteínas que los linfocitos T pueden identificar como material extraño.

   Los siguientes son dos vacunas con cambios pequeños en su plataforma: LV-SMENP-DC y aAPC del Instituto Médico Geno-Inmune de Shenzhen. Estas dos últimas vacunas son aún más complejas. La cápsula de un virus diferente se llena con un grupo de mini genes que contienen la información para fabricar pequeñas proteínas que forman parte del virus SARS-CoV2, para que el sistema inmunológico las identifique como enemigas.

   Los cinco proyectos de vacuna ya están en face I. Pero todo lo están llevando muy rápido, se corrieron simultáneamente pruebas en “modelos” animales y en seres humanos, para ahorrar tiempo.

   Aunque están surgiendo otros competidores que esperan entrar en la Fase I. Sinovac Biotech, una empresa farmacéutica China, anunció hace unos días que su vacuna ha impedido que los monos del laboratorio se infecten de COVID 19. Esta vacuna utiliza virus desactivados para probarlos en humanos.

   El número de personas voluntarias que tienen que participar en las siguientes faces va aumentando hasta llegar a miles o a decenas de miles para la Face III. Las cuales reciben una vacuna o un placebo, y los investigadores rastrean quién se infecta en el curso de sus vidas diarias.

   Todos están conscientes de que "tomará un año, un año y medio, al menos" la producción en masa de la vacuna ganadora. Los efectos secundarios, los problemas de dosificación y los problemas de fabricación pueden causar demoras. Algunos ya están pidiendo un atajo éticamente tenso para acelerar los ensayos clínicos: dar a las personas vacunas candidatas y luego intentar intencionalmente infectarlas con el COVID 19.

   A este tipo de prácticas se les conoce como pruebas de “desafío humano”. Estos tipos de pruebas pueden ahorrar mucho tiempo, algún experto dice que estarían listas en 3 a 4 meses. Pero esto tiene sus críticos, algunos argumentan que la enfermedad COVID 19 no se ha estudiado lo suficiente y se desconoce mucho de su biología. Sería arriesgado infectar a mucha gente si no se está seguro de lo que puede pasar. Además, no existe un medicamento probado contra el virus SARS-CoV2, que pueda ser útil en caso de que la vacuna falle. Asimismo, estas pruebas de Fase I y Fase II necesitan miles de voluntarios, alrededor de 5,000, que tendrán que decidir si toman el riesgo o no. De hecho, han realizado estudios de desafío antes para enfermedades como la gripe y la malaria.

   En estos momentos, en los cuales aún estamos padeciendo de la pandemia, la información que circula es confusa, es difícil entender todo lo que está pasando con los problemas del COVID 19. 

 



miércoles, 29 de abril de 2020

¿CÓMO DAÑA AL CUERPO EL CORONAVIRUS?



Un encargado de tienda habla con demasiados clientes, ellos llegan esperando que los atiendan, por algún motivo le hacen algunas preguntas y se inicia una conversación.  Mientras platican uno de ellos es un portador asintomático o un enfermo inicial del COVID 19. Las gotas diminutas de su saliva son expulsadas llevando millones de virus SARS-CoV-2, que con facilidad llegan al rostro de la persona sana. Algunas de ellas son jaladas por la nariz a las fosas nasales y se adhieren a sus paredes. Ahí el virus encuentra un medio adecuado para infectar a varias células, iniciándose la primera etapa de la enfermedad.

  El primer síntoma es el dolor de garganta, que cuando aparece significa que el virus empieza a reproducirse con rapidez, usando para ellos las células de la garganta. El cuerpo del paciente ya tiene una señal de alarme y aparecen los síntomas generales como fiebre, tos seca, dolor de garganta, pérdida de olfato y sabor, o dolores de cabeza y cuerpo.

  El coronavirus, en su estado libre, no tienen vida, no tienen metabolismo, no se alimentan, ni se reproducen por sí mismos. Para poder reproducirse tienen que entrar a unas células en particular y apoderarse de todo el metabolismo celular y usarlo únicamente para fabricar copias de sí mismo. Son tantos virus los que se acumulan dentro de la célula que la rompen liberando millones de virus para atacar a otras células. De esta forma el virus mata, una a una, muchas células, hasta ocasionar pérdida de tejidos.

   Los coronavirus que nosotros tenemos no ocasionan enfermedades graves, son detenidos ahí, en la garganta, y el paciente solo pasa unos días malos al estar enfermo. Pero el SARS-CoV-2 es un virus diferente, por sus características, empieza a descender por la tráquea hasta llegar a los pulmones. Al parecer los virus se unen a unas proteínas receptoras que controlan la presión arterial, y son más abundantes en las células del sistema respiratorio.


    Los pulmones están formados por millones de alvéolos, que son pequeñas bolsas a donde llega el aire que entra en los pulmones, están rodeados por capilares venosos muy delgados, donde se hace un intercambio, la sangre deja el CO2, para expulsarlo del cuerpo por medio de la respiración, y se lleva el oxígeno que necesita el cuerpo. Cada alvéolo está revestido por una sola capa de células que también son ricas en receptores de presión arterial.

   Es en los pulmones donde la enfermedad se puede volver mortal. A medida que el sistema inmunitario lucha con el invasor, la batalla misma interrumpe esta transferencia de oxígeno. Los glóbulos blancos de primera línea de defensa liberan moléculas inflamatorias llamadas quimiocinas, que a su vez convocan más células inmunes que atacan y matan a las células infectadas por virus, dejando un guisado de líquido y células muertas, pus, que invade los pulmones. Esto se llama neumonía, y sus síntomas correspondientes: tos; fiebre; y respiración rápida y superficial, son característicos de esta enfermedad.

   Los pacientes más débiles se deterioran rápido desarrollando una afección llamada síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA). Los niveles de oxígeno en su sangre caen rápido y luchan cada vez más para respirar, las paredes de los alvéolos se rompen durante el ataque del virus, disminuyendo la absorción de oxígeno.  En los rayos X y las tomografías computarizadas, sus pulmones están plagados de opacidades blancas donde debería estar el espacio negro, el aire. Comúnmente, estos pacientes terminan en ventiladores. Muchos mueren y las autopsias muestran que sus alvéolos se llenaron de líquido, glóbulos blancos, moco y los detritos de las células pulmonares destruidas. 

     Se sospecha que la decaída rápida de los pacientes enfermos de COVID 19 es una reacción exagerada del sistema inmunitario conocida como "tormenta de citoquinas o citocinas". Las citocinas señalan al sistema inmunológico de peligros por la enfermedad; pero en una tormenta de citoquinas, los niveles de ciertas citocinas se elevan mucho más allá de lo que se necesita, y las células inmunes comienzan a atacar tejidos sanos. Los vasos sanguíneos gotean, la presión sanguínea baja, se forman coágulos y puede producirse una falla catastrófica de órganos.

   Los niveles elevados de estas citocinas, inductoras de inflamación, en la sangre, provoca el agravamiento y la muerte de pacientes.

   Esto ocasiona daño a los órganos. Un artículo documentó el daño cardíaco en casi el 20% de los pacientes de 416 hospitalizados por COVID-19 en Wuhan, China. En otro estudio de Wuhan, el 44% de los 36 pacientes ingresados a cuidados intensivos tenían arritmias.

   Algunos expertos consideran que: "Cuanto más miramos, más probable es que los coágulos de sangre sean un jugador importante en la gravedad y mortalidad de la enfermedad por COVID-19".

   Es sorprendente el hecho de que no tenemos una gran cantidad de asmáticos o pacientes con otras enfermedades respiratorias como enfermos grabes de COVID 19. Les sorprende que los factores de riesgo parezcan ser vasculares: diabetes, obesidad, edad, hipertensión.

   Pero un buen número de pacientes no están muriendo por insuficiencia pulmonar, están muriendo de insuficiencia renal, dice una experta, que ha tratado a miles de pacientes con COVID-19.  El 27% de 85 pacientes hospitalizados en Wuhan tenían insuficiencia renal. Otro informó que el 59% de casi 200 pacientes hospitalizados con COVID-19 en las provincias chinas de Hubei y Sichuan tenían proteínas en la orina, y el 44% tenían sangre; ambos sugieren daño renal. Las personas con lesión renal aguda (IRA) tenían más de cinco veces las probabilidades de morir que los pacientes con COVID-19 sin ella. Se piensa que el riñón también es atacado por el virus porque tiene muchos sensores de presión en sus células.

   También sufre daño el cerebro, pero hasta el momento todos son especulaciones surgidas al atender a los pacientes, con muy pocos datos concretos. Los intestinos son otra víctima de la enfermedad y debería ser estudiado.

   Están surgiendo datos preocupantes, se comenta que muchos de los pacientes graves que sobrevivieron a la enfermedad presentan daños permanentes en los pulmones, riñones y cerebro. Pero todavía falta profundizar en esta etapa de la pandemia.



martes, 28 de abril de 2020

COVID 19


El SARS – CoV2 es un virus nuevo para la ciencia, antes no se había encontrado en la naturaleza. Los Coronavirus son comunes en el hombre, tenemos cuatro tipos diferentes, pero estos sólo ocasionan enfermedades menores; gripas, dolor de garganta y problemas digestivos.  De hecho, se encuentran entre los gatos y algunos otros animales domésticos donde no ocasionan problemas.

   EL brote, que terminó volviéndose una pandemia, empezó en la ciudad de Wuhan, una ciudad con 11 millones de personas en el centro de China. En particular en el Mercado Mayorista de Mariscos de Huanan, que estaba en un edificio grande, especialmente diseñado para ese propósito, con áreas pequeñas para comercios de minoristas, y locales un poco más grandes para le exhibición de jaulas donde se conservaban los animales exóticos para la venta a los clientes. Fue ahí donde el coronavirus pasó de un animal enjaulado a un comerciante o a algún cliente.

   Ya el mundo tiene la seguridad que el virus del SARS-CoV2 surgió de una familia de murciélagos insectívoros muy comunes en ese continente, son conocidos como murciélagos herradura, en ellos se han encontrado hasta 20 especies diferentes de Coronavirus. Al parecer estos animales trasmiten el SARS-CoV-2 a un segundo animal, en Pangolín, pero no se tienen evidencias concretas de ello, el cual es usado en la medicina tradicional China. Las evidencias apuntan a que los animales que se vendían en el mercado se usaban para preparar platillos exóticos, incluidos murciélagos. Tal vez un cocinero o algún comerciante contrajo el virus.  Apareciendo el primer contagio en un humano ya fue inevitable que se diera la pandemia. Se ha demostrado que las dos anteriores epidemias de Coronavirus, el SARS-CoV (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) en noviembre del 2002, en la provincia de Guangdong, que ocasionó 8,403 casos y murieron 775 pacientes con un índice de mortalidad del 9.2%; y el MERS-CoV (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente) en 2012, el cual ocasionó 157 casos y 60 muertes, con un 42% de mortalidad, ambas fueron trasmitidas por murciélagos.

   ¿Por qué estas enfermedades han afectado a todo el mundo? En primer lugar, presentan una gran agresividad para contagiar a las personas y ocasionarles síntomas severos. Además, era un virus desconocido para la ciencia, tuvieron que investigar para saber más de él. En las tres pandemias los virus tenían un periodo de incubación muy largo, una persona infectada, pero que todavía no presentaba los síntomas, tiene varios días para poder viajar y llegar a otro continente. Cuando por fin presenta la enfermedad ya pasó el tiempo suficiente para poder contagiar a las personas que lo rodeaban. Una vez infectado sigue presentando virus en sus fluidos nasales y salivales. Se encontró que la principal forma que tiene el coronavirus para entrar al cuerpo son las fosas nasales, al parecer las células que recubren las cavidades nasales son más susceptibles de ser atacadas por el virus.

   Los primeros casos se presentaron en la segunda semana de diciembre, la fecha inicial es el 10 de diciembre del 2019. Aunque tenemos testimonios, no confirmados, que se detectó antes y el médico que notó el surgimiento de COVID 19 trató de dar la voz de alarma entre sus compañeros, pero fue reprimido y amenazado con cárcel si seguía hablando. Este médico se llamaba Li Wenliang, un oftalmólogo chino que atiende a pacientes en Wuhan, se ganó la ira del gobierno chino por alertar al público. Murió a los 34 años de esta enfermedad.

   Las cifras de contagiados y muertos por COVID-19 en China, fue superada con facilidad por países como Italia, España y Estados Unidos, lo que levantó sospechas, las autoridades China, en el mes de abril, tuvieron que revisar los reportes de la ciudad y aumentaron a la cifra oficial de muertos 1,300 que no se habían cuantificado. Aclararon que esto se debió a que al principio de la epidemia no había forma de saber qué pasaba. Ante la acumulación de casos, las autoridades sanitarias, empezaron a investigar y para final de diciembre notaron el patrón en el gran número de pacientes que acudían al hospital. De inmediato se destacó la neumonía, (acumulación de líquido en los pulmones), en la mayoría de ellos y encontraron la similitud de los síntomas con el SARS-CoV. Después de interrogar a los pacientes que llegaban con esos síntomas se encontró que la mayoría habían acudido al Mercado de Mariscos, y se procedió a cerrar ese lugar, pero ya era tarde, el virus SARS-Cov-2 se había difundido por la ciudad.

   Para el 31 de diciembre las autoridades reconocieron la epidemia de COVID 19 en la ciudad, se procedió a decretar estado de emergencia y se tomaron medidas para impedir la propagación a otras partes de ese país.

   Entre los primeros 425 pacientes confirmado con COVID 19 en Wuhan, la edad promedio fue de 59 años y el 56% eran hombres.  La mayoría de los casos (55%) se inició antes del 1 de enero de 2020, todos ellos estaban vinculados al mercado mayorista de mariscos, en comparación con el 8,6% de los casos posteriores.

   Las medidas tomadas para prevenir que la enfermedad se trasmitiera, de manera descontrolada, a las grandes ciudades del mundo, fueron muy severas. La cuarentena de países enteros tiene a todo el mundo en sus casas.  Con esta medida se pretende disminuir el número de casos. Se pretende evitar que los contagios tengan un pico máximo de varios miles de pacientes en corto periodo de tiempo. Se espera que con estas medidas la cantidad de contagios permanezcan a un número constante por semana, y después que empiece el descenso.

   El 11 de marzo de 2020, se declaró a COVID 19 como una pandemia por la OMS. En ese momento había 118 000 casos en 114 países, y 4291 personas han perdido la vida. Hoy 19 marzo 2020, se han cuantificado 2,401,379 casos, de los cuales han muerto 165,044 y ha afectado a 235 países.


https://distanciaviento.blogspot.com/2020/04/casos-asintomaticos-de-covid-19.html

lunes, 27 de abril de 2020

RIESGOS DE LA VACUNACIÓN



La primera vacuna descubierta fue la usada para combatir la viruela por Edwrd Jenner en 1796. En 1880 Pasteur le pidió a un ayudante, Charles Chamberlend, que inoculara a unos pollos con un cultivo de bacterias que ocasionaban el cólera aviar. Chamberlend olvidó el asunto y se fue de vacaciones, todo un mes. Cuando regresaron, el ayudante tomó las bacterias en su cultivo, que ya estaban muy atenuados por el tiempo transcurrido, y las inoculó en los pollos sanos. Estos animalitos sólo desarrollaron algunos síntomas menores, pero sobrevivieron. Chamberlend, apenado, trató de matar a las aves, pero Pasteur, que ya conocía el concepto de vacunación, intuyó lo que pasaba. Le pidió a su ayudante que volviera a inocular los pollos con los organismos patógenos en buen estado. Los animales sobrevivieron sin problemas. Con el tiempo ellos pudieron desarrollar vacunas contra el ántrax y la rabia.

   Las epidemias de poliomielitis debido al poliovirus fueron una ocurrencia anual en el verano, a principios del siglo XX. En 1916, hubo 2000 muertes solo en la ciudad de Nueva York a causa de la epidemia nacional. Los cierres de piscinas y cines, y no darse la mano o manejar dinero durante las epidemias de polio en verano, nos recuerdan a las medidas que tenemos que tomar con el Coronavirus.

   Debido a los exitosos programas de vacunación, las Américas, Europa, el sudeste asiático y el Pacífico occidental se consideran libres de poliomielitis. Sin embargo, el poliovirus sigue siendo una amenaza en muchos países, y las iniciativas de vacunación han estado activas en esas regiones. Se informa de un problema emergente de un brote de polio en África y Asia que se deriva de una cepa utilizada en las campañas de vacunación. Esto pone de relieve la necesidad de nuevos enfoques para el desarrollo de vacunas con el fin de evitar la poliomielitis que surge por la misma vacuna.

   La vacuna oral contra la polio, desarrollada por Sabin, está trayendo problemas a las poblaciones donde el poliovirus silvestre ha sido erradicado. La vacuna de Sabin fue eficiente en los primeros años de su aplicación, pero se tenía que aceptar como inevitable los casos aislados de poliomielitis que surgían en los niños ya vacunados.

   El virus dela polio, cuando ataca a un niño, llega primero al sistema digestivo donde ocasiona problemas menores. Después pasa al torrente sanguíneo y llega al resto del cuerpo, donde ataca el sistema nervioso periférico. Pero el virus se mantiene activo en los intestinos del paciente. En caso de que el paciente sobreviva, el virus permanece activo en su intestino y llega al medio ambiente en el excremento. Sabin pensó que al eliminar el poliovirus de los intestinos de la población podría erradicar la enfermedad.

   El virus se cultiva y después se hace crecer en células no humanas (en huevos de ave) a baja temperatura, éste sufre alteraciones que lo debilitan, pero el virus sigue entero. Se inocula en los pacientes haciéndoles tragar gotas con el virus del polio atenuado, y éste, en el tracto digestivo desarrolla inmunidad y el virus ya no puede atacar el cuerpo.

   Pero existen problemas. De cada 2.4 millones de dosis contra la polio aplicadas, un paciente desarrolla la enfermedad llamada Polio de la Vacuna. Lo que de cualquier forma es preocupante. Simplemente el virus atenuado con algunas mutaciones, al llegar a un niño con un sistema inmunológico débil, no es eliminado de inmediato del intestino, sino que pasa algún tiempo, el patógeno puede reproducirse, reparar las mutaciones y atacar al paciente. De hecho, los únicos casos de polio en Estados Unidos, en los últimos años, han sido producto de la vacunación. La OMS declara que los casos son pocos y que vale la pena correr el riesgo.

   La vacuna oral contra la polio es más barata, fácil de aplicar y más eficiente contra los brotes, pero no es tan segura como la de Salk. Cuando existen virus de la polio en el medio ambiente es preferible la vacuna de Sabin, pero cuando el virus se ha erradicado de algún sector, es más recomendable la vacuna de Salk.

   La vacuna de Salk se hace con virus que fueron desactivados con formol, dejando muchos fragmentos de virus. Estos se inyectan en la piel y el organismo desarrolla resistencia contra ese virus. La vacuna desarrollada por Sabin, no elimina los virus del intestino, lo que transforma a los pacientes sin síntomas en portadores de la enfermedad y contaminantes, porque los virus aparecen en su excremento durante un tiempo.

   Actualmente existen tecnologías más seguras para desarrollar vacunas, pero mucho más caras. Los problemas más comunes como erupciones, dolores en el brazo, convulsiones por fiebre y, en caso de que el paciente tenga un sistema inmunológico débil, padezca la enfermedad que tratan de erradicar (desconozco la gravedad de la Polio de la vacuna). Pero los padecimientos graves son pocos y, por ello, difícil de probar que dichas enfermedades las provoca la propia vacuna.

   De hecho, son muchas vacunas contra distintas enfermedades las que ocasionan síntomas preocupantes. La vacuna contra el sarampión, paperas, rubéola, tos ferina, hasta la vacuna contra el H1N1 ocasionó casos de narcolepsia en niños de 4 a 9 años en Finlandia entre 2009-10.

   Se pensó que la Poliomielitis sería erradicada en el inicio de este siglo, para el 2000 el número de casos se redujeron en un 99%. De los 350 000 casos registrados en todo el mundo en 1988, el número se redujo a 500 en el 2001. Sólo permaneció constante un 1% del poder de contraer de dicha enfermedad. Pero ese 1% no ha podido ser erradicado y en cambio el número de padecimientos ha aumentado en muchos países, principalmente por conflictos militares, ignorancia o desinterés político y fundamentalismos religiosos. Lo cierto es que en países musulmanes la cantidad de casos de polio aumenta, de alrededor de doscientos en el 2002, a más de mil en el 2006. La presencia de la enfermedad en dichos lugares deja el peligro de que la polio puede volver a países donde la enfermedad no se encuentra en el medio ambiente.

   Recordamos que antes la Polio infectaba a mil niños diarios en todo el mundo.

   No debemos confundirnos, la vacunación es buena, ha mantenido a miles de millones de personas libres de enfermedades devastadoras desde su aplicación. Por este método se ha podido erradicar la Viruela, y están en vías de erradicación la polio, la rabia y otras enfermedades. Pero se debe realizar más investigación y seguir perfeccionando las técnicas para obtener las sustancias que se pretenden inocular en los pacientes con un cien por ciento de eficiencia.

 

 


domingo, 26 de abril de 2020

TALIDOMIDA



En ocasiones errores que se pueden cometer al promover un nuevo medicamento pueden ser una tragedia. En el caso de la Talidomida, provocó que alrededor de 25,000 bebés nacieran con graves discapacidades y otros 123,000 abortaran o nacieran muertos.

   La talidomida se sintetizó primero por la empresa farmacéutica suiza Ciba en 1953, y un año más tarde (1954,) por la alemana Chemie Grünenthal. Esta última consiguió la autorización para su venta farmacéutica a partir del 1 de octubre de 1957 como sedante, con claras ventajas en relación a los barbitúricos, induciendo un sueño que se decía imitaba el fisiológico, Se consideró un medicamento muy seguro por una razón: las sobredosis, accidentales o intencionadas, no eran mortales; con las dosis usadas en los estudios experimentales en animales no fue posible determinar su peligrosidad en otras áreas.

   Así pues, la talidomida se consideró un medicamento atóxico, sobre todo en relación a las alternativas disponibles en aquellos años, como los barbitúricos. Fue comercializada como tratamiento para síntomas como las náuseas y los vómitos durante el embarazo en 40 países, bajo diferentes nombres comerciales.

   En 1956 se documentó el primer caso aislado de malformaciones extremadamente infrecuentes de origen teratogénico consistente en la ausencia de elementos óseos y musculares en el miembro superior o inferior, tras la exposición a talidomida. En los 5 años siguientes se registraron en todo el mundo aproximadamente 3.000 más.  Pero los datos no fueron tomados en cuenta en ese momento.

   Un clínico y genetista alemán, Widkind Lenz, comunicó el 18 de noviembre de 1961 la posible relación entre la talidomida y graves malformaciones observadas en recién nacidos. El Dr. Lenz daba cuenta de 50 recién nacidos con terribles monstruosidades. En todos los casos sus madres habían tomado talidomida durante su embarazo. Apenas un mes más tarde (diciembre de 1961), un obstetra australiano, William McBride, relacionó este medicamento con graves deformaciones.

   En 1961, tras la publicación de la carta de Lenz sobre la capacidad teratógena de la talidomida en la revista Lancet; esta fue retirada inicialmente del mercado alemán por Grünenthal y progresivamente en todo el mundo (1961-1962).

   En algunas partes del mundo el número de casos comenzó a ser tan alarmante que el fármaco fue retirado de muchos países antes de finalizar el año. Aun cuando el laboratorio cuestionó inicialmente la relación causal, la evidencia era contundente: más de 10.000 niños de Europa, Asia y Oriente Medio nacieron con importantes efectos teratógenos tras la toma del medicamento por sus madres durante la gestación.

   Un análisis pormenorizado permitió establecer que las deformidades fetales ocurrían cuando las mujeres embarazadas ingerían el medicamento entre los días trigésimo quinto y cuadragésimo noveno día tras su última menstruación. Durante estos días, una única dosis era suficiente para desencadenar la toxicidad fetal, manifestada como ausencia de pabellones auditivos, defectos del paladar y malformaciones esofágicas y gastrointestinales. Se estima que aproximadamente el 40% de los niños afectados fallecían durante su primer año de vida, que no se limitaban exclusivamente a la afectación de las extremidades, sino que se asociaban también a alteraciones cardíacas, renales, digestivas, oftálmicas y auditivas.

   En los Estados Unidos, sin embargo, la estricta actitud de Frances Oldham Kelsey, en ese entonces una joven farmacóloga recién llegada a la Food and Drug Administration (FDA), el Organismo Regulador de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos, retrasó la autorización de comercialización, evitando de ese modo que decenas de miles, tal vez centenares de miles, de niños nacieran con los graves efectos teratógenos asociados con el fármaco. Su actitud, reconocida por el entonces presidente John Fitzgerald Kennedy con el Award for Distinguished Federal Civilian Service, desencadenó importantes cambios en la forma de trabajar de la FDA, entre otras la aprobación de la Enmienda Kefauver-Harris en el año 1962, que se tradujo en una mayor exigencia de seguridad para los medicamentos destinados a uso humano. La amarga experiencia cambió el modo de proceder en la regulación de medicamentos en todo el mundo. Los sistemas internacionales de fármaco vigilancia son una de las consecuencias de la tragedia de la talidomida.

    En México este medicamento también circuló libremente y trajo muchas desgracias personales, no conseguí la información de cuándo fue retirado del mercado. En España no fue retirado oficialmente hasta enero de 1963.

   La empresa tuvo que pagar compensaciones económicas a los afectados, aunque después de diez años de una batalla legal en Inglaterra. Pero estas fueron escasas y llegaron tarde para la mayoría de los afectados.

   Actualmente se está usando la Talidomida para combatir algunos tipos de cánceres y pacientes con lepra.




sábado, 25 de abril de 2020

Nikolái Ivánovich Vavílov


“La verdad nunca triunfa, simplemente sus oponentes se van muriendo”

Max Planck.

Actualmente existen en Rusia los institutos N. I. Vavílov donde se conservan las semillas de gran parte de las variedades de plantas comestibles, que hoy proporcionan la alimentación de la humanidad. Durante décadas, Nikolái Vavílov se dedicó a recorrer en mundo para buscar las semillas de las plantas de las cuales surgieron especies como el maíz, el trigo, el arroz y muchas otras. Con el fin de hacer investigaciones genéticas para volver más productivas las plantas ya existentes.

   Vavílov nació en Moscú el 25 de noviembre de 1887, en el seno de una familia de comerciantes.  Pasó la mayor parte de su niñez en una aldea, donde pudo comprender los malos manejos de la agricultura en esos tiempos, y despertó en él un interés por la botánica.  En esa aldea también entendió que esa negligencia en el campo tenía una consecuencia terrible para los aldeanos: el hambre, no sólo en la aldea, sino en Rusia y por ende en el mundo.

   Esas primeras experiencias en el campo lo llevaron a estudiar Agricultura en Moscú. Se doctoró en 1910. Trabajó en la Oficina de Botánica Aplicada, y visitó otros centros de investigación en Europa, sobre todo en Inglaterra, y colaboró con William Bateson en el desarrollo de la genética. Estuvo a cargo, desde 1921 hasta 1940, de la Academia Lenin de Ciencias Agrícolas de San Petersburgo (Antes Leningrado). Organizó, desde su liderazgo en la Academia, más de 400 estaciones agrícolas por toda Rusia. En ellas se experimentaba con la mejora de los cultivos y se proporcionaban semillas seleccionadas a los campesinos. La Academia llegó a tener, en su momento de mayores logros, hasta 20,000 trabajadores.

   Vavílov era un científico, que seguía las ideas que la mayoría de sus colegas apoyaban en todo el mundo. Él consideraba que las Leyes de Mendel eran la forma en que se regía la herencia en todos los seres vivos. Y estas leyes no admitían que el medio ambiente lograra alterar a dichos seres de tal manera que pudiera modificar el patrimonio genético de una especie para trasmitirla a las nuevas generaciones. Los trabajos de esos tiempos señalaban que toda la información genética de un individuo se encontraba en el núcleo de cada una de sus células, que este material sufría cambios, mutaciones, que ocurrían en la secuencia de DNA, que de forma puntual y en el trascurso de un largo tiempo, se podían sumar para producir nuevas características en los individuos y así crear nuevas especies.

   Desde Leningrado dirigió expediciones botánicas, recogió semillas y plantas por todo el mundo y creó la mayor colección de semillas comestibles del planeta. Esto le permitiría tener un mayor acerbo genético, de cada una de las plantas que se cultivan actualmente. Su primera expedición le llevó a Persia en 1916, en el segundo viaje fue a Estados Unidos entre mayo de 1921 y enero de 1922. En 1924 estuvo en Afganistán y, en los años siguientes, en Oriente Medio, el norte de África, el Mediterráneo, en Etiopía, China y varios países más. Logrando una colección de semillas impresionante con las cuales experimentar para mejorar sus propios cultivos.

  Fueron los mejores momentos de su carrera. Pero como en todo sistema totalitario, siempre existe la posibilidad de caer en desgracia, sin importar sus logros. Al subir Stalin al poder, en 1927, impuso un sistema opresor donde cualquier falta o queja que se supiera podía ser motivo de castigo.

   Uno de los colaboradores de Vavílov, Trofim Lysenko, un ser hipócrita y taimado, empezó a ascender en el poder, usando los propios periódicos rusos para declarar logros en la ciencia que sólo existían en su imaginación. De hecho, inició su ascenso en 1927, a la edad de 29 años, mientras trabajaba en una estación experimental en lo que hoy es el desierto de Azerbaiyán, el diario soviético Pravda informó que Lysenko había descubierto un método para abonar la tierra sin utilizar fertilizantes o minerales; también habría demostrado que una cosecha invernal de guisantes podía crecer en Azerbaiyán, «reverdeciendo los yermos campos del Transcáucaso en el invierno de tal manera que el ganado no moriría por falta de comida y que los campesinos turcos vivirían durante el invierno sin temor por el futuro». Con esa publicidad fue promovido a otros puestos más importantes. Pero con el paso del tiempo los desiertos de Azerbaiyán siguieron siendo estériles, y cuando la verdad estaba saliendo a la luz, Lysenko lanzó otra nueva noticia también falsa, alabando sus logros y siguió subiendo de puestos a base de mentiras.

   Claro que los logros que él decía haber conseguido debían ser comprobados por sus colegas. Cuando los científicos rusos no podían repetir los experimentos de este triste personaje estos protestaban. Lysenko, para contrarrestar las críticas, lanzaba otra espectacular noticia por el diario oficial y de nuevo se repetía el proceso. Era natural que este seudocientífico se sintiera atacado y con el paso del tiempo decidiera acabar con la genética Mendeliana en toda Rusia.

      Declaró públicamente que traer semillas de otras partes del mundo para mejorar las plantas soviéticas era caro e inútil, que la semilla soviética tenía todo el potencial para mejorar ellas mismas. Con inteligencia Lysenko, en cada oportunidad que tenía para hablar en público y en privado con Stalin, hacía referencias a que las plantas agrícolas eran como el pueblo socialista, y que si se les proporcionaba las condiciones adecuadas podían desarrollarse con toda su capacidad.  Stalin habló con Lysenko en varias ocasiones y el agrónomo canalla empezó a sembrar intrigas contra Vavílov en la mente del tirano genocida.


   Stalin, desde antes de asumir el poder, había decidido hacer Ingeniería Social, eliminar, de manera sistemática y rápida, a todas las personas que pudieran ser un peligro para el sistema socialista. Entre estos estaban toda aquella persona que hayan vivido o visitado cualquier otro país, considerando que estos ya tenían ideas contra del socialismo. Ya es bien conocido el caso de los Gulag, que, aunque también albergaban criminales, su mayoría era prisioneros políticos. De hecho, estos centros fueron creados desde el ascenso al poder de Stalin, y sólo fueron reconocidos en 1930.

   En su momento Vavílov estuvo apoyado por Lenin, lo que le permitió sacar adelante todos sus proyectos. Pero cuando subió al poder Stalin, todo cambió. En una conferencia pública Trofim Lysenko, apoyado por el nuevo líder socialista, declaró que las características adquiridas podrían heredarse de una generación a la siguiente. Lo que molestó a Vavílov que le reclamó de manera abierta, declarando que, aunque le costara la vida, el seguiría creyendo en las leyes de Mendel.  Lysenko defendía sus conceptos de genética aludiendo que estos estaban apegados a la doctrina marxista-leninista.

   Desde hacía un siglo, existía una teoría de evolución creado por Lamarck. Esta teoría sostenía que los animales sufrían cambios en sus cuerpos con el uso y desuso de sus partes. Estas características, como por ejemplo el brazo de un herrero, al usarlo con mucha frecuencia para tomar el martillo, se desarrollaba mucho, y sus hijos tenían la posibilidad de nacer con un brazo fuerte como su padre. Lamarck aclaraba en su teoría que las características adquiridas podían ser heredables, lo cual servía muy bien para la doctrina política socialista. En cambio, conceptos como cromosomas, genes, y núcleos, parecían estar guiados por el azar y esas ideas no tenían ninguna aplicación política.

      Tal vez la clave del éxito de Lyzenko fue prometerle buenos resultados a Stalin de manera rápida, lo que Vavílov no podía prometer. Claro, Lyzenko nunca cumplió su promesa, pero a la caída de Vavílov, Lyzencko ocupó su lugar.

   Después de eso, y casi de inmediato, comenzó una durísima campaña contra la genética mendeliana y sus seguidores, el principal de los cuales era Vavílov. Lysenko calificó literalmente a Mendel como uno de los fundadores de la genética reaccionaria. La ciencia de Vavílov era burguesa, contrarrevolucionaria, cara, de resultados inútiles para la Revolución.

   Vavílov fue arrestado por la NKVD, en 1940. En menos de un año fue sometido a severos interrogatorios por cerca de 400 sesiones. Al final Vavílov se rompió reconociendo crímenes y traiciones ridículas.  Fue juzgado y sentenciado a muerte en 1941. Su grupo de investigación, y la genética en general, estaban siendo destruidas por el gobierno, instigado por Lysenko. Entre 1934 y 1940, 18 de los investigadores del laboratorio de Vavílov ya habían sido detenidos.

   La sentencia fue conmutada por 20 años de trabajos forzados, y fue encerrado en la prisión de Saratov, ciudad situada al sudeste de Moscú, a medio camino del Cáucaso. Casualmente, su primer puesto de profesor universitario fue en Saratov, entre 1917 y 1921. Vavílov murió en enero de 1943 de inanición, provocándole distrofia, lo que lo dejó paralizado en una cama hasta su muerte.


viernes, 24 de abril de 2020

CASOS ASINTOMÁTICOS DE COVID 19


Casos asintomáticos de COVID-19


Los pacientes asintomáticos propagan la enfermedad

Una de las características que permitió al SARS-CoV-2 esparcirse por el mundo fue la presencia de enfermos que no presentaban síntomas o que tenían síntomas leves. Las estimaciones actuales sobre el porcentaje de enfermos asintomáticos son variables, los casos de enfermos sin síntomas que han sido encontrados en muestreo de garganta o de fosas nasales es muy pequeño, de 2 a 5%, pero los expertos sospechan que la cantidad puede llegar a ser superior al 50%.

   Ya que el aumento en el número de contagios no puede explicarse únicamente a partir de los casos confirmados de COVID-19, ni por viajes a las zonas con brotes ya declarados. La mayoría de las personas con infecciones leves no estarían lo suficientemente enfermas como para buscar ayuda médica y probablemente pasarían por alto los métodos de detección, como los controles de temperatura corporal. Como consecuencia, el alcance del fenómeno y su papel en la transmisión del virus ha sido hasta ahora muy difícil de evaluar.

Las primeras detecciones de casos asintomáticos

    Durante el periodo más intenso de la epidemia en Wuhan, el gobierno japonés evacuó a 565 ciudadanos japoneses que trabajaban en dicha ciudad a principios de febrero. A todos se les hicieron examen de todo tipo en varias ocasiones y se encontró que de todos los evacuados 13 habían contraído la enfermedad. Pero 4 de ellos nunca desarrollaron síntomas, lo que representa el 31 por ciento de los enfermos.

   Tenemos otro ejemplo importante, el crucero Diamond Princess, que sufrió un brote de COVID-19 a principios de febrero mientras surcaba aguas japonesas. El barco fue puesto en cuarentena y los 3711 pasajeros y miembros de la tripulación fueron repetidamente examinados y monitorizados. Los resultados muestran que el 18 por ciento de los cerca de 700 individuos infectados en el barco nunca mostraron síntomas.

   Esto podría explicar la facilidad con la que el virus SRAS-CoV2 pudo llegar a cada rincón del mundo en tan corto tiempo. Un grupo de investigadores sugieren que, para el 18 de febrero de 2020, en Wuhan había 37.400 personas infectadas y sin detectar por parte de las autoridades. La mayoría de esos casos habrían correspondido a personas asintomáticas o con síntomas leves que, sin embargo, aún podían transmitir el virus.  

virus SARS-CoV-2


Los enfermos con síntomas leves esparcieron el COVID-19

   A estos datos tenemos que sumarle el número de «casos sin reportar», los cuales incluyen aquellos que se han pasado por alto porque las autoridades no han efectuado un número suficiente de pruebas para descubrir la enfermedad, así como los casos preclínicos, en los que la persona está incubando la enfermedad, pero aún no muestra síntomas.

    Se piensa que al menos el 59 por ciento de los individuos infectados estuvieron haciendo vida normal, sin haberse hecho las pruebas y, potencialmente, contagiando a otros. Eso podría explicar por qué el virus se propagó tan rápidamente por Hubei (la provincia a la que pertenece Wuhan) y ahora está circulando por todo el mundo. Otros expertos encuentran resultados parecidos en trabajos de análisis similares.

   Con estos datos se entiende que cualquier individuo tiene la misma posibilidad de enfermarse en sus actividades diarias, sin importar que tan lejos se encuentra de las personas enfermas.

   Se ha encontrado que las personas asintomáticas o con síntomas leves tiene una gran cantidad de virus en su garganta, los cuales son esparcidos por el aire al momento de platicar con otras personas, o toser o destornudar. Los virus viajan por el aire en las gotas de saliva y pueden llegar a la garganta o los ojos de las personas sanas con facilidad. Lo que es una importante medida de contagio, por lo mismo se han impuesto que las personas se cubran la boca y la nariz al momento de estar en la calle, no para que las personas sanas permanezcan a salvo, sino para que los enfermos no contaminen a las demás.

   Las autoridades, ante el peligro del contagio por pacientes asintomáticos o con síntomas leves, procedieron a implementar medidas cada vez más estrictas. Lo primero fue cerrar escuelas de todos los niveles, enseguida se prohibieron todos los eventos públicos, y la población empezó a padecer por la consecuencia social de una pandemia. Después, cuando los expertos comprendieron que aún la convivencia diaria entre las personas podría seguir ocasionando nuevas infecciones, continuaron con el cierre o suspensión de actividades no indispensables para la sociedad. Se cerraron todas las oficinas de gobierno, los comercios que no fueran indispensables y las grandes empresas.

La cuarentena se impuso 

   Con todo esto la mayor parte de la población mundial se encontró en una cuarentena seudovoluntaria. Lo que tuvo a la mayor parte de los habitantes de este planeta encerrados en sus casas y a algunos de ellos sin posibilidad de mantenerse a sí mismos.

   Para el momento de escribir estas palabras ya la cuarentena había pasado el China, y, con la llegada de la primavera, cuando el clima cambia, algunos países de Europa ya permiten algunas libertades a sus ciudadanos, que ya para entonces estaban hartos de su encierro. Pero también se han presentado protestas violentas por estas medidas, la población de jóvenes en Francia salió a protestar contra la cuarentena.

   Otro detalle importante es que una vez finalizada la cuarentena los contagios del COVID19 volvieron a incremente en algunos países. Pero no pueden reiniciar la cuarentena por que las economías de los países no lo permitirían.


Para mayores datos:


jueves, 23 de abril de 2020

BUSCANDO MEDICAMENTOS PARA EL COVID 19



El virus SARS-CoV -2 era desconocido para la ciencia en diciembre del 2019, aunque dos epidemias anteriores las ocasionaba los Coronavirus, SARS-CoV y el MERS-CoV. Estas dos epidemias desaparecieron antes de que se pudieran volver más destructivas, y los científicos no saben por qué estos virus se esfumaron. 

  Con la rapidez del contagio y un largo periodo de incubación, el nuevo coronavirus se esparcía por el mundo en cuestión de semanas. Los científicos no tenían tiempo para desarrollar un medicamento nuevo desde cero, llevaría más de un año, así que la OMS decidió buscar medicinas ya aprobadas que pudieran atacar al virus.

   La OMS decidió crear el proyecto SOLIDARITY, para que estos medicamentos seleccionados sean aplicados en pacientes muy enfermos. Se pretende que su aplicación y la recolección de datos sea lo más simple posible, para poder aplicarlo en las salas de cuidados intensivos saturadas.

   Para su estudio, la OMS eligió un antiviral experimental llamado remdesivir; el medicamento para la malaria cloroquina (o su primo químico hidroxicloroquina); una combinación de los medicamentos contra el VIH lopinavir y ritonavir; y una combinación de los medicamentos anteriores, incluyendo interferón beta, un mensajero del sistema inmunitario que puede ayudar a paralizar los virus. Los tratamientos detendrían el virus mediante diferentes mecanismos, pero cada uno tiene inconvenientes.

  Desde enero del 2020 se inició la búsqueda de estos medicamentos, encontrándose una lista larga de posibles candidatos. Algunos países como China decidieron apoyar la cloroquinina, por tener su patente liberado, y otros como Estados Unidos presentó de Remdesivir, que fue desarrollada en ese país.

   La primera que analizaremos es: Remdesivir. Es un medicamento desarrollado por Gilead Sciences para combatir el Ébola y los virus relacionados, detiene la replicación viral al inhibir una enzima viral clave, la ARN polimerasa (una proteína que ensambla las cadenas de ARN mensajero, indispensable para la fabricación de sustancias importantes para la vida de la célula). Desafortunadamente no pudo ayudar a los pacientes de Ébola en una prueba durante el brote de 2019 en la República Democrática del Congo. Pero en 2017, los investigadores demostraron en probetas y estudios en animales que el medicamento puede inhibir los virus SARS y MERS.

   El medicamento, que se administra por vía intravenosa, se ha utilizado en cientos de pacientes con COVID-19 en fase terminal en los Estados Unidos y Europa. Para su aplicación se requiere la aprobación de la compañía fabricante; Algunos médicos han reportado evidencia anecdótica de beneficio, pero no hay datos concretos. Gilead dice que ahora está comenzando a suministrar remdesivir bajo una designación más simple de "uso ampliado". Otros cinco ensayos clínicos en curso en China y Estados Unidos lo están probando. Los resultados de estas pruebas fueron exitosos y se procedió a aprobarla para los pacientes que padecien COVID19. El 65% de los pacientes que recibió durante cinco días el medicamento experimentó una mejoría significativa. De los medicamentos en el ensayo SOLIDARITY, "remdesivir tiene el mejor potencial", dice Shibo Jiang, de la Universidad de Fudan, que trabaja en terapias de coronavirus. En estos momentos las pruebas para este medicamento están en fase III.

   La cloroquina y la hidroxicloroquina han recibido una atención intensa debido a los resultados positivos de pequeños estudios y al respaldo del presidente Donald Trump. Los medicamentos disminuyen la acidez en los endosomas (pequeñas bolsas de membrana que se encuentran dentro de nuestras células), usadas para ingerir alimentos sólidos que son capturados fuera de la célula envolviéndolos con su propia membrana, y que algunos virus utilizan para invadir la célula. De hecho, el SARS-CoV-2, usando una molécula llamada espiga, se adhiere a un receptor en la membrana y la misma membrana se engloba dentro de la célula llevando con ella el virus. Una vez dentro libera su información genética en el citoplasma para fabricar copias de sí mismo y destruye a la célula en el proceso.

   Los estudios en cultivo celular han sugerido que la cloroquina puede paralizar el virus, pero las dosis necesarias generalmente son altas y pueden causar envenenamiento severo. "Los investigadores han probado este medicamento en virus tras virus, y nunca funciona en humanos", dice Susanne Herold, experta en infecciones pulmonares de la Universidad de Giessen.

   Los resultados preliminares de las pruebas hechas en China (Fecha de redacción de este artículo: 23/04/ 2020) publicaron que este medicamento ha reducido el tiempo en cuidados intensivos en los pacientes, pero no presentan pruebas de que realmente sea efectivo para atacar el COVID 19. Aunque los resultados con otros medicamentos reportan resultados similares.

   Pero está ocurriendo un caso particular en México, el hydroxychloroquine se ha agotado. Todo indica que los médicos están recetando este medicamento a las personas que llegan afectados por COVID 19, aunque no se tengan pruebas confiables de su utilidad, simplemente porque no tienen nada más que darles. Tal vez esperando un efecto placebo.

   Sucedió una serie de hechos que han despertado la atención pública hacia la ciencia. En un artículo publicado en una revista de gran peso, se decía que la administración de estos medicamentos era de un mayor riesgo potencial de eventos adversos graves relacionados con el corazón y muerte. La FDA emitió una alerta de seguridad advirtiendo a los pacientes que eviten el uso de hidroxicloroquina y cloroquina fuera de los entornos hospitalarios debido. Por que incluyen taquicardia ventricular, prolongación del intervalo QT, fibrilación ventricular y muerte en algunos casos.

   El artículo llamó la atención en todo el mundo y este medicamento se dejó de usar y de investigar. Pero muchos científicos empezaron a dudar de la veracidad de los datos que se presentaban. Por ejemplo, en número de pacientes que decían se encontraban representados era muy alto, que las dosis dadas a los pacientes eran muy elevadas y que la información fue conseguida por internet.

   Algunos de los autores que redactaron el artículo pidieron a la empresa que presentara la base de datos en bruto, sin la manipulación que se realiza al preparar los informes. Pero la compañía que proporcionó los datos se negó a hacerlo, arguyendo situaciones legales.

   El artículo fue retirado de la revista, y esperaban que todo volviera a la normalidad.

  Lopinavir-ritonavir de Abbott Laboratories, este medicamento se desarrolló para inhibir la proteasa del VIH, una enzima que divide una larga cadena de proteínas durante el ensamblaje de nuevos virus. La combinación ha funcionado en monos infectados con el virus MERS, y también se ha probado en pacientes con SARS y MERS, aunque esos resultados son ambiguos. Pero el primer ensayo con COVID-19 no fue alentador. Cuando los médicos en Wuhan, China, brindaron a 199 pacientes atención estándar con o sin lopinavir-ritonavir, los resultados no fueron significativamente diferentes, informaron en The New England Journal of Medicine el 15 de marzo. Los autores dicen que los pacientes estaban muy enfermos y que el tratamiento pudo haber comenzado demasiado tarde.

   Esperando que diera resultados se combinó Lopinavir-ritonavir con el Interferon Beta (Una molécula involucrada en la regulación de la inflamación que ha disminuido la gravedad de la enfermedad en los titíes infectados con MERS). Pero el interferón beta podría ser riesgoso para los pacientes con COVID-19 graves. "Si se administra en una etapa tardía de la enfermedad, podría conducir fácilmente a un daño tisular peor, en lugar de ayudar a los pacientes", advierte.

   El único tratamiento con resultados positivos es Remdesivir.  Las pruebas se hicieron en 53 pacientes, en fase crítica, cuyos datos fueron analizados, 22 estaban en los Estados Unidos, 22 en Europa o Canadá y 9 en Japón. En esta cohorte de pacientes hospitalizados por Covid-19 grave que fueron tratados con remdesivir de uso compasivo, se observó una mejoría clínica en 36 de 53 pacientes (68%). https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2007016

   En los casos aprobados, el tratamiento planificado fue un ciclo de remdesivir de 10 días, que consistía en una dosis de carga de 200 mg por vía intravenosa el día 1, más 100 mg diarios durante los siguientes 9 días. La terapia de apoyo debía proporcionarse a discreción de los médicos. El seguimiento debía continuar durante al menos 28 días después del comienzo del tratamiento con remdesivir o hasta el alta o la muerte.

   El medicamento remdersivir, el 4 de mayo, fue aprobado para atender a los pacientes de Coronavirus en los Estados Unidos, por el propio presidente Donald Truper.

Para mayores datos:



miércoles, 22 de abril de 2020

ACCIDENTE CON ÁNTRAX

Bacteruas que causan el Ántrax


Durante la guerra fría, se desarrollaron todo tipo de armas, pero las armas biológicas eran las mejor cuidadas por su peligro inherente. Ningunas de este tipo de armas de destrucción masiva, como armas nucleares, químicas o biológicas fueron usadas de forma masiva, pero quedaron algunos accidentes y hechos que, afortunadamente, fueron menores.
   El ántrax es una enfermedad causada por el Bacillus anthracis, que afecta principalmente al ganado, pero que puede infectar a las personas. La enfermedad se presenta en tres formas. La primera es la Cutánea que afecta la piel. Las personas con cortaduras o heridas abiertas pueden adquirirla si tocan las bacterias. La segunda es por inhalación, que afecta los pulmones. Puede adquirirse si se respiran las esporas de las bacterias y en este caso es mortal. Y la Gastrointestinal, que afecta el sistema digestivo. Los síntomas del Ántrax pulmonar son: fiebres y escalofríos, molestias en el pecho, dificultad para respirar, confusión, mareos y otros.
   El Ántrax tiene otra peculiaridad, como la mayoría de los organismos microscópicos, pueden producir esporas. Las bacterias, cuando sienten que su medio ambiente se puede volver hostil para ellas, desarrollan una forma de quiste donde se encierran en una cubierta muy resistente, dentro tiene todo lo indispensable para que la célula pueda sobrevivir. De esta forma la espora queda en el suelo esperando que las condiciones mejoren, se ha demostrado que pueden permanecer latentes en su cápsula por décadas. En cuanto una espora entra en el sistema respiratorio la humedad las activa, se hidrata, crece y activa su metabolismo, se empieza a dividir y ocasiona la enfermedad de Ántrax en los pacientes.
   Las esporas de Ántrax siempre fueron consideradas como un arma biológica. Las grandes superpotencias, durante la guerra fría, las desarrollaron, acumulando gran cantidad de esporas en la cabeza de un misil, para ser liberadas en forma de aerosol por una explosión cuando llegara a su objetivo. Se tienen estudios, publicados en 2006, donde se estima que un kilo de esporas de ántrax, lanzadas sobre una ciudad como Washington, DC, sería suficiente para infectar a entre 4.000 y 50.000 personas. Siendo un ataque sorpresa, sería imposible conseguir los suficientes antibióticos para poder atender a toda la población afectada.
   El ántrax es el arma favorita de los bioterroristas, considerando que esta puede matar a un 90% de los infectados. En junio de 1993, los miembros de la secta japonesa Aum Shinrikyo rociaron la bacteria en un edificio en Tokio; Por suerte, se cometió un error y se utilizaron una cepa que era inocua para los seres humanos.
    Poco después del 11 de septiembre de 2001 en la ciudad de Nueva York, esporas de ántrax fueron enviadas por medio de cartas mandadas por correo a varios políticos y periodistas en la costa este de Estados Unidos. El resultado fueron 22 personas infectadas, cinco de las cuales fallecieron. Casi 6 años después el FBI determinó que, el único responsable de los ataques de ántrax del 2001, fue Bruce Edwards Ivins. Él fue un microbiólogo y vacunólogo, de alto nivel biodefensa, investigador en Fort Detrick , Maryland. El mismo Ivins, fue encargado de llevar a cabo investigaciones científicas sobre el atentado. La evidencia publicada incluye un boceto a mano dibujado por Ivins, en 2002, en el que intentó demostrar que el ántrax en las cartas no coincidía con el material de ántrax con él que trabajaba, pero que coincidía con el material utilizado por un ex colega suyo en el Instituto.
   El 29 de julio de 2008, Ivins, murió de una sobredosis de acetaminofén ( Tylenol ) en un aparente suicidio después de enterarse de que la Oficina Federal de Investigación podría presentar cargos penales en su contra. Según las personas con las que trabajaba, él fue presionado por los agentes federales, con interrogatorios y cateos, que le ocasionaron problemas psicológicos que lo llevaron al suicidio.
   El 19 de febrero del 2010, la investigación del FBI fue cerrada, y se dictaminó que Ivins actuó sólo al cometer los atentados, y se declaró cerrado la investigación. Aunque muchos colegas e instituciones de investigación no están de acuerdo con ese resultado.

   El siguiente caso es poco conocido, ocurrió en Rusia. En abril y mayo de 1979, una inusual epidemia de ántrax ocurrió en Sverdlovsk, hoy conocida como Ekaterimburgo, que es la ciudad más poblada de los Urales. Dicha ciudad había sido un importante centro de producción de armas, desarrollándose un complejo militar-industrial soviético desde la Segunda Guerra Mundial. Producía tanques, cohetes nucleares y otros armamentos. El desarrollo de armas biológicas en Sverdlovsk se inició después de la Segunda Guerra Mundial, utilizando documentación capturada en Manchuria del Programa japonés de guerra bacteriológica.  La cepa de B. anthracis producida en ese Complejo Militar, a 50 kilómetros de Sverdlovsk era la más poderosa en el arsenal soviético (Ántrax 836).
   Los cultivos de ántrax, producido la producción militar, tiene que colocarse en un compartimento donde se someten a calor para ser secados. La desecación hace que las bacterias vivas de Ántrax pierdan su líquido y tengan que formar esporas (pequeños quistes donde la bacteria puede permanecer latente durante décadas, para esperar momentos mejores para entrar en actividad. Le desecación producir un polvo fino que puede ser esparcido fácilmente por el aire y así llegar hasta el sistema respiratorio de la gente. Los grandes filtros sobre los tubos de escape eran las únicas barreras que impedía que el polvo de ántrax se escapara por la chimenea que extraía el aire caliente de la cámara de desecación que, por la situación, siempre estaba contaminado con las esporas de esa bacteria.
  El viernes 30 de marzo de 1979, un técnico retiró un filtro obstruido mientras las máquinas de secado se apagaban temporalmente. Dejó un aviso por escrito, pero su supervisor no lo anotó en el libro de registro como se suponía que debía hacer. El supervisor del siguiente turno no encontró nada inusual en el libro de registro y encendió las máquinas. En unas pocas horas, alguien descubrió que faltaba el filtro y lo reinstaló. El incidente fue reportado al comando militar, pero los funcionarios locales y municipales no fueron informados de inmediato. Boris Yeltsin , un funcionario local del Partido Comunista en este momento, ayudó a encubrir el accidente.
   El 2 de abril del 1979, una nube de esporas de ántrax fue liberado accidentalmente de una estación secreta que se dedicaba a fabricar armas biológicas. El viento arrastro la nube peligrosa cincuenta kilómetros esparciendo sus esporas a lo largo del camino, con rumbo sureste, afectando tanto a animales como a los hombres. Los reportes oficiales de esa época, poco confiables, menciona que al menos 66 personas perdieron la vida, lo que es el brote humano más mortal de ántrax por inhalación.  Las autoridades locales dijeron que eso se debí a que los habitantes de esa ciudad comieron carme contaminada. Lo que no es del todo mentira, pero nunca aclararon cómo se enfermaron tantos animales. Además, se eliminaron todos los reportes médicos de ese periodo y escondiera las evidencias.
   Varios factores impidieron que la catástrofe fuera mayor. Uno de ellos es que la nube con esporas de ántrax no alcanzó áreas densa-mente pobladas, otra es que los científicos que trabajaban en la estación secreta, conocida como área militar 19, no trataron de alterar la cepa militar de Ántrax para volverla resistente a los antibióticos, vacunas o volverlo más peligrosos.
   Para ese momento los Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Soviética, firmaron una Convención sobre las armas biológicas, que entró en vigor en 1975, esperaban poner fin a ese tipo de armamento. Todo indica que la Unión Soviética faltó a su palabra y continuó con un programa clandestino masivo, produciendo esporas de ántrax y otros agentes biológicos.
   El accidente fue encubierto por las autoridades y se mencionó como un brote natural, pero 37 años después, gracias a las investigaciones se han podido comprender algunos detalles de ese incidente, aunque el accidente en sí, si es que lo fue, ya no sabremos cómo ocurrió.



¿POR QUÉ PARECE QUE LOS BROTES DE COVID EMPEORARÁN ESTE INVIERNO?

  En estos momentos nadie está seguro de qué pasará a la larga con el COVID-19 en el periodo de invierno en el hemisferio norte. Pero todo...